sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 223

Varias son las cartas que tiene bajo la manga el exsenador y exministro conservador Fabio Valencia Cossio para enfrentar la campaña al Congreso de la República del mes de marzo del próximo año.
Hace un par de días se presentó la renuncia de Santiago Valencia, uno de los vástagos del líder político, quien venía desempeñándose como Subsecretario de Atención al Ciudadano en la Alcaldía de Aníbal Gaviria, con el fin de iniciar su aspiración al Congreso. El objetivo es incluir a Santy Valencia en la lista a la Cámara de Representantes por Centro Democrático como fórmula de Ana Mercedes Gómez Martínez, exdirectora del periódico El Colombiano, quien será aspirante al Senado de la República.
La decisión de quien fuera uno de los más grandes caciques electoreros de Antioquia y el país, tiene pensando al grupo político del actual Presidente del Concejo de Medellín Nicolás Albeiro Echeverri Alvarán, quien renunciará a su curul en un par de meses para continuar su aspiración a la Cámara. Aunque Echeverri Alvarán ha sido uno de los pupilos más juiciosos de los Valencia Cossio desde antes y después del nacimiento y fallecimiento de la -Fuerza Progresista del Coraje- hoy su grupo de trabajo se pregunta qué tanto será el apoyo o competencia de quien fuera por varios años su jefe político.
Lo cierto es que las elecciones para los godos y los integrantes de la U no serán fáciles. Las proyecciones políticas indican que Centro Democrático obtendrá en marzo de 2014 tres curules a la Cámara, dos que le quitará a la U y otra a los conservadores.
Pero hasta el perro, el gato y el garabato quieren estar en las listas de Centro Democrático que comanda el expresidente Álvaro Uribe. Hasta el momento se mencionan nombres de políticos que han participado en diferentes cuarteles electorales la última década. Uno de ellos es el exconcejal de Medellín Mauricio Tobón Franco, quien empezó su actividad política al lado del Gobernador Sergio Fajardo antes que se presentara el genocidio contra la Alianza Social Indígena, ASI.
También está haciendo carrera para figurar en la lista a la Cámara Alfázar González Mira, quien se desempeñó como Asesor Presidencial para las Regiones, muy recordado por su tremendo bollo con la captadora ilegal de dinero DMG. Hace unos tres años aproximadamente se reveló que Alfázar González fue mencionado en una conversación entre el abogado Óscar Iván Palacio y la abogada de DMG Margarita Pabón, detenida por lavado de activos. González Mira le solicitó a Pabón que tuviera en cuenta a su hermano para manejar la sede de DMG en Medellín: «Bueno y por qué no mete a un hermano mío que tengo allá con Óscar Iván, que es muy avispado».
Entre otros de los políticos que seguramente aparecerán en la misma lista se encuentran el exdiputado de Antioquia, John Jairo Cardona, el exalcalde de Bello Oscar Andrés Pérez, el exsecretario de Gobierno Departamental Andrés Julián Rendón y un viejito que se desempeñó hace mil años como director del desaparecido Instituto de Crédito Territorial amiguísimo de José Obdulio, el señor Alberto Rendón, que no sabemos si tiene votos.
Otro de los movimientos que podría presentarse en las intimidades de Centro Democrático tiene que ver con la intención del hijo del detenido exgobernador Luis Alfredo Ramos Botero. Resulta que la aspiración al Senado de su hijo Alfredo Ramos está que le tumba la posibilidad a Oscar Darío Pérez, quien pretende hacerse contar nuevamente en las elecciones de marzo.
Mientras en Centro Democrático organizan los cuadros, en el grupo político de Itagüí ya los tienen listos. Las decisiones del Grupo de Itagüí están claras. Aunque parezca bastante ambicioso serán aspirantes del Senado de la República Nidia Marcela Osorio y Marta Cecilia Ramírez Orrego, actuales Representantes a la Cámara por el Partido Conservador.
Los candidaturas a la Cámara por este sanedrín también están definidas. Serán aspirantes Horacio Gallón, exalcalde del municipio de Andes en el suroeste de Antioquia, región en donde se concentrará la campaña, mientras que por el Valle del Aburrá y norte de Antioquia, estará caminando Lucas Cañas, quien se desempeñó como Subsecretario de Metrojuventud en la Alcaldía de Medellín.
Además de los cuadros técnicos del grupo itagüiseño hay que sumar también la alianza con el grupo del Presidente del Concejo de Medellín, Nicolás Albeiro Echeverri Alvarán, que hará su esfuerzo por una curul en la Cámara, que de obtener buenos resultados beneficiaría al actual Director del Área Metropolitana, Carlos Mario Montoya, quien se muere de las ganas por hacerse contar para la Gobernación de Antioquia, eso dicen…
Definitivamente el palo del grupo conservador de Itagüí es su candidato al Parlamento Andino. Su aspirante será el señor padre de Lucas, Gerardo Cañas, quien hartas quemaduras en su prontuario electoral posee.
Por instituciones como esta, los que vivimos en algunos países de América del Sur merecemos calificativos como sudacas, subdesarrollados, ignorantes e incompetentes y hasta más. ¿A quién se le ocurrió impulsar la creación del Parlamento Andino, una entidad paquidérmica, casi muerta, sin gestión, sin resultados y sin ninguna clase de repercusión en la comunidad que representa?
El Parlamento Andino es un órgano dizque deliberante y de control de la Comunidad Andina con sede en Bogotá que representa supuestamente a más de 120 millones de habitantes de Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia. Su influencia es completamente nula, tanto que ni siquiera se conoció alguna clase de pronunciamiento sobre el Paro Agrario, pues la comunidad andina vive de lo que cultiva en la tierra…
Esta entidad, igual para lo que sirve el “Nagasaki” de un carro viejo, para absolutamente nada, fue creada en La Paz, Bolivia en el año 1979 y apenas en el año 1984 entró en vigencia aunque no sabemos de que manera. Así parezca un chiste el Parlamento Andino no legisla, sólo brinda consejos, emite opiniones y hace respetuosas recomendaciones que no obligan sobre algún tema que afecte a un miembro de su comunidad. Valiente trabajo, a votar en blanco…

Cuando se dio a conocer la postulación del Primer Yerno del Departamento, Mauricio Valencia, Secretario de Infraestructura de Antioquia para la Gerencia del Metro de Medellín, inmediatamente sonaron los teléfonos de puntodevistardb.com

Era nada más y nada menos que el exviceministro Juan Camilo Restrepo Gómez, esa réplica exacta de Godofredo Cínico Caspa averiguando sobre la veracidad de la noticia. Que quién me dijo, qué lo uno y qué lo otro, pero JuanK omitió contar que estaba en esa puja, mala cosa… Lo cierto es que varios integrantes del Grupo Empresarial Antioqueño se le atravesaron a Restrepo en su nombramiento en la Gerencia del Metro de Medellín, debido a que lo sindican de carecer de la experiencia necesaria hasta para manejar el debe y el haber de su propia billetera.
Mientras el Partido de la U en Antioquia, especialmente las huestes del Senador Germán Darío Hoyos y el Representante a la Cámara Augusto Posada Sánchez intentaron presionar al Presidente Santos para dicho nombramiento, los empresarios paisas pegaron el grito en el cielo. Argumentaron que Juan Camilo carece de experiencia empresarial porque no sabe leer ni el balance de la lista del mercado, aspecto que lo sacó inmediatamente de esa posibilidad.
Juan Camilo Restrepo Gómez, es un abogado de la Universidad Autónoma Latinoamericana que empezó su vida pública practicando sumas y restas en el cuaderno de matemáticas de Sergio Fajardo cuando inició su campaña a la Alcaldía de Medellín. Metido hasta los hombros en esa alcantarilla se dio cuenta de su mal olor, hediondez que lo hizo salir corriendo a apoyar la última quemada del exalcalde Sergio Naranjo Pérez. Posterior a ese fracaso hizo campaña a la Cámara de Representantes por el Partido de la U en fórmula al Senado con el hoy Concejal de Medellín Juan Felipe Campuzano. Tampoco alcanzó.
Luego de esa fallida campaña, JuanK fue nombrado como Secretario General de la U, cargo en el que le sostuvo el pañuelo a Juan Lozano para sonarse la nariz, quien logró meterlo en un vice ministerio durante los primeros años del Gobierno de Santos…

Publicado el 29/08/2013. En declaraciones a teleSUR, el exjefe paramilitar, Pablo Hernán Sierra, alias Alberto Sierra, denunció que el exmandatario Álvaro Uribe Vélez es un hombre activo dentro de las filas de los paramilitares y fue más allá al afirmar que: «es la cabeza del paramilitarismo en Colombia».

Por: Adolfo León Ospina Mejía
La semana anterior nos levantamos con los  sorprendentes resultados de una encuesta  realizada por la empresa  encuestadora Gallup, en la que se mostraba el vertiginoso descenso  del presidente Santos y su gestión, incluyendo el proceso de paz. Según el gerente de la firma encuestadora, el señor  Jorge Londoño, el resultado mostrado por las encuestas es la baja más grande que ha tenido un presidente en los últimos 20 años, descendiendo  27 puntos porcentuales en casi dos meses.
Antes de emitir un juicio del resultado de la encuesta es necesario tener claro que fue realizada entre los días 27 de agosto y 2 de septiembre, días estos en que el paro campesino estaba tomado más fuerza y los bloqueos de vías tan importantes como la que comunica al municipio de Tunja con la capital colombiana, o la de la vía Panamericana a la altura del departamento del Cauca, se hacían mayores. Recordemos, además, que el 27 fue martes y que el jueves 29 se realizó la marcha a nivel nacional convocada por las Centrales Obreras  de apoyo al movimiento agrario con los resultados que todos conocemos, que a la postre aumentaron la  inconformidad con el presidente Santos por su inconveniente manejo de la protesta.
Es necesario que quede claro que no se pretende hacer una defensa de la actual gestión presidencial, pues el momento de insatisfacción que sufren sectores sociales y económicos del país se remite a varios gobiernos atrás y en todos ellos tuvo participación el hoy presidente de la república, lo que se pretende es generar un manto de dudas sobre las encuestas que se realizan en el país y que en muchas ocasiones han determinado la elección de algún mandatario, bien local, bien nacional.
En 2010, planteó el magistrado Marco Emilio Hincapié, entonces presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), su preocupación por la distorsión de la realidad electoral presidencial que se puede presentar por cuenta de las encuestas “esta no es fecha para estar haciendo opinómetros” dijo, y conminó a esas compañías a hacer encuestas más serias y profundas. (elespectador.com 15 de mayo de 2010)
Y es que para nadie es un secreto que todas las encuestas tiene como objetivo claro direccionar la opinión pública de la ciudadanía para la elevación de una marca, el afianzamiento de un candidato e incluso la elección de un mandatario. Cabe entonces la  misma reflexión que se planteaba el magistrado Hincapié: ¿es este el momento para realizar una encuesta de ese tipo?, ¿tiene la encuesta un propósito oscuro en su resultado? Lo importante es hacer nuestro propio juicio y no dejar que sean los resultados maniqueos los que lo determinen.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.