domingo, julio 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 241

Les mandaron a cuatro concejales de Medellín palabras de amor. A través de mensajes de texto les manifestaron que: “Te vamos a pelar pirobo”, “no te sigas metiendo sino querés que te matemos” y “no te metas o asumís las consecuencias”.

Las amenazas fueron enviadas por un celular a los teléfonos personales de los cabildantes Miguel Andrés Quintero, Jesús Aníbal Echeverri, Carlos Alberto Bayer y Bernardo Alejandro Guerra, al parecer por sus posiciones frente a las medidas administrativas que se vienen tomando en Empresas Varias de Medellín, EMVARIAS. Los concejales instauraron ante la fiscalía la respectiva denuncia para iniciar la investigación pertinente.
Lo cierto es que esta clase de amenazas huelen mal. Por un lado, los concejales están defendiendo a los trabajadores y empleados de la empresa, aspecto que segmentaría notablemente los intimidadores que tomarían una acción de ese tipo. Por otro, los afectados con las posiciones de los cuatro concejales son el gerente y los interesados en el negocio del renting con el parque automotor. No sé…

La percepción de -MEDELLÍN, LA MÁS EDUCADA- que en algún momento quiso imponer para el beneficio de su imagen el ex Alcalde de Medellín Sergio Fajardo se le vino al piso y quien más le ayuda es el Concejal del Partido Verde, Miguel Andrés Quintero.

Por segunda vez el desilusionado ex seguidor fajardista dio a conocer nuevas evidencias sobre las pésimas condiciones en las que se encuentran varios de los supuestos Colegios de Calidad que el ex mandatario entregó a la ciudad con toda una fiesta.
De acuerdo con “El Marranito”, tanto la Contraloría General de Medellín como la Procuraduría General de la Nación deberán continuar las investigaciones en contra del exmandatario por presunto detrimento patrimonial y pésimos resultados en su gestión.

Pero no solamente los Colegios de Calidad, el proyecto bandera de Fajardo se está cayendo. Después de conocerse los problemas por la falta de estabilidad de la fachada y el enchape de las cajas que conforman la Biblioteca España en Santo Domingo Savio, se evidenciaron los inconvenientes con los operadores de los Parques Biblioteca entre los que se encuentra la Caja de Compensación, Comfama.

Muchos de los medellinenses no tragamos entero porque descrestar a la audiencia con una bella fachada no es suficiente, también es necesario ver que hay por dentro. Pasa igualito como cuando se tiene un gran nevecón en la cocina únicamente con un paquete de arepas por dentro…
La publicidad puede con todo. Pasando canales por la televisora internacional me tropecé con un comercial en el que difunden la magnífica obra arquitectónica y cultural de la era Fajardo: La Biblioteca España. Aunque el promocional que se emite por uno de los canales de Discovery Channel llena de orgullo a cualquier paisa, no puede desconocerse que la administración, los programas y las actividades en torno a la promoción de la lectura son tan pobres que convierten esa monumental obra en un elefante blanco.
Pero no solamente pasa en Santo Domingo. Basta visitar el Parque Biblioteca de Belén con su diseño arquitectónico oriental para que se muera de la tristeza. Se hace de todo menos promover la lectura. La sala de computadores se mantiene repleta de chinches en Facebook o jugando, el auditorio se presta para grados de guarderías, se ofrecen clases de aeróbicos y por lo general el espacio en las horas de la mañana es algo similar a un centro gerontológico, donde los viejitos, también con derecho, se adormecen y se babean en las salas supuestamente de lectura.
Claro está, los parques bibliotecas se están convirtiendo en puntos de referencia para la ciudad, en puntos de encuentro, eso es bueno y no tiene discusión, pero la justificación para su creación era otra y ese objetivo, su esencia, se quedó en el papel del anteproyecto de los más educados.

En la ciudad se especula sobre los tropezones que ha tenido la Caja de Compensación, Comfama, una de las instituciones que desde el comienzo de la creación del universo de Fajardo se la ha jugado a muerte apoyándolo en diferentes proyectos. 

Comfama no solamente es uno de los operadores de varias bibliotecas que conforman la Red adscrita al Municipio de Medellín, sino que también atiende a la población afiliada al Régimen Subsidiado de la EPS MIXTA SAVIA SALUD de propiedad tanto de la Caja de Compensación como de la Alcaldía y la Gobernación.
Pues esa amigable relación entre Sergio Fajardo y María Inés Restrepo de Arango empezó a cobrar responsabilidades. Ahora varios de los industriales agrupados en la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, andan tomando tinto y rajando por los pésimos resultados financieros que al parecer obtuvo Comfama el año inmediatamente anterior.
Especulan que las pérdidas de la Caja sobrepasan los $250.000’000.000 (doscientos cincuenta mil millones de pesos), aspecto que pone en tela de juicio la gestión de la vieja mejor “amiguis” del gobernador.
Lo preocupante, argumentan los industriales, es que de ese monto, unos  $100.000’.000.000 (cien mil millones pesos) tienen que ver con la atención en salud que Comfama presta a los afiliados del Régimen Subsidiado que son responsabilidad económica del Departamento.
En otras palabras, la Gobernación de Antioquia le adeudaba a Comfama hasta diciembre del año anterior esos 100 mil palos aproximadamente pero no los ha querido pagar. Lo cuestionable, además, es que María Inés, como su vieja mejor amiguis,  tampoco está presionando al Departamento para que los pague, situación que puso a pensar a los industriales de la ciudad.

Aunque entre dientes en algunas instituciones y entidades nos tratan a los periodistas como lagartos, metidos, imprudentes, maleducados, mal vestidos y hasta muertos de hambre, hay que aceptar que siempre en algunas otras instituciones y entidades nos hacen sentir como príncipes especialmente cuando se acerca la celebración del día clásico el 9 de febrero.

Estamos cerca a esa fecha y desde ahora se han hecho notar las invitaciones para esa tremenda celebración que se convierte en una óptima posibilidad para compartir de una manera más tranquila con los colegas y amigos, así sean pocos entre esa selva repleta de animales. Pues entre osos, vacas, burritos, burros y burrotes, gatos, orangutanes, hienas y zarigüeyas nos divertimos a todo dar, tanto que siempre hay para hablar. Tres invitaciones para todo los gustos se han presentado en este inicio de año.
La primera a la que por fortuna no me invitaron, la realizó una campaña de un Candidato a Cámara de Representantes, quien muy seguramente se carbonizará debido a que si solamente le alcanza para huevo, huevo le van a dar el día de elecciones… La invitación estuvo compuesta por una delicada coca de poliestireno expandido más conocido en el bajo mundo como ICOPOR de la Industria Colombiana de Porosos. En la coca un huevo y en el huevo un pan y en el pan ni una untura de queso. La vianda estuvo acompañada por un vaso desechable con café con leche tapado delicadamente con una película de plástico para evitar el riego. Aceptamos lo práctico y sencillo del acto, fila de periodistas al ingreso y tome su coca…

La segunda invitación fue más decorosa para 50 periodistas, pero acudimos 160 colegas de la ciudad. ¡Oigan bien!, 160 periodistas más los 40 pendejos que trasbocan cada una de las once facultades acreditadas de Comunicación Social y Periodismo de Medellín cada seis meses. ¡No vamos a caber en estos auditorios tan pequeños!…

Sólo un mesero se le midió a esa gente, a 160 periodistas hambreados, ¡Qué tipazo! ¡Qué héroe! Hubo de todo en esa reunión, se armaron mesas y se vistieron sillas con moño para el gentío. Me tocó en una mesa con varios periodistas de vieja data que estaban a punto de una hipoglicemia por el aguante, yo ni se diga, ya estaba viendo cocuyos. Uno de ellos como de 300 años de edad me dijo que era periodista y en la vida lo he visto, parecía con alzheimer, pero como cualquiera puede ser un colega le creí…
A la hora y media, después de dos discursos políticos compuestos por las mismas frases, idénticas a las que vengo escuchando hace 18 años sirvieron el puto almuerzo. “Señores periodistas, ustedes son fundamentales para la democracia”. En ese momento clavé el pico, empecé a comer…

No es que sea clasista, pero un periodista oliendo a grajo y pecueca es muy aburridor. Alguna vez trabajé con un locutor que vivía con un zorrillo bajo el brazo, nunca cupimos los tres en cabina. El problema era nefasto, cuando el locutor salía dejaba el animal adentro…

Vuelvo y reitero, no es que sea clasista, pero en la tercera invitación nos fue como a los dioses. Estoy completamente convencido que será la única vez que estaré en -EL CIELO-, aunque reitero que el cielo es rico por el clima, pero la compañía y la música está es abajo…
Llegamos a -EL CIELO-, ubicado en la carrera 40 Nº 10ª-22, cerca del Parque Lleras de El Poblado y el primer detalle que se aprecia son los meseros elegantemente vestidos de negro que se convierten en los mejores anfitriones del restaurante.
De la manera más desapercibida resulté sentado en una buena mesa donde la conversación amenizó el disfrute de los comensales que disfrutamos cinco platos de la cocina creativa y de autor del Chef, Juan Manuel Barrientos Valencia, un muchachito que no necesita hablar para descrestar con su propuesta gastronómica.

En cada mesa de -EL CIELO- acomodaron grupos de nueve personas aproximadamente. La conversación se puso interesante cuando los meseros colocaron en la mesa para cada comensal una concha de nácar con una pastilla mediana adentro.

¡Vaya problema! Nadie dijo nada por la sencilla razón que no sabíamos qué hacer y nadie se medía a hacer el ridículo. Esperar era la estrategia. Lista la repartición llega nuevamente el mesero con una jarra mágica, pero mágica es mágica y vierte una agüita milagrosa y la pastillita empezó a crecer y crecer. ¡Por Dios!… Esa es la agüita que necesitaremos muy pronto para garantizar por lo menos un buen efecto visual y no quedar muy mal.
Muéranse del descreste, la pastillita se convirtió en una elegante toallita de la Barbie para limpiar las manos y disfrutar la comida. Mientras pasábamos del asombro por el crecimiento, los periodistas de la mesa nos enteramos que en la primera reunión de la Mesa Directiva del Concejo de Medellín con el Alcalde se decidió no citar a sesiones extraordinarias para analizar los problemas por los que atraviesa Empresas Varias.
El argumento tiene que ver con que las 30 sesiones extras que puede citar el mandatario en un año más 10 días de prórroga, deberán utilizarse exclusivamente para el análisis del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, a mediados del año, que según la Administración Municipal se modificará fundamentalmente para evitar pinceladas como las que hizo Fajardo en el 2006.

Lavadas las manos llegó el primer plato. El primera gacha, como se referían los romanos en el siglo tercero antes de Cristo, estaba compuesto por un gran platillo blanco con unos diminutos polvitos de colores amarillo y verde en el centro.

Otra vez el asombro porque ese polvito cabe en una sola muela. El cacique más canoso de la mesa argumentó: -Como diría el recién fallecido Jorge Hernández Restrepo refiriéndose al nuevo diseño del periódico El Colombiano: “A mí no me gusta, pero Ustedes los jóvenes dirán”…
El mesero se acerca con un vaso parecido a los precipitados utilizados en los laboratorios de química (lo único que le aprendí a Leonel) con una sustancia amarillenta que vertió en cada plato. ¡Sorpresa! Era una de las sopas de tomate más deliciosas que me he, que hemos tomado en la vida, coincidimos todos. La reacción con el polvito, una suculenta mezcla de queso parmesano y especias hizo que el paladar tuviera nuevas sensaciones con los mismos ingredientes que tenemos en casa.
La sopa de tomate venía acompañada del Árbol de la Vida, una masa fusionada entre yuca y páprika, una especia prima hermana del curry y las pimientas presentada en una alegoría de pequeño árbol construido en metal con un poco de chocolate picante para untar.
Disfrutando de esos nuevos sabores acompañados con vino tinto y limonada, nos enteramos que en pocos días el Presidente Candidato Juan Manuel entregará en Medellín otros mil uniformados para la Policía Metropolitana, con el fin de garantizar la seguridad en la ciudad. Lo cuestionable es que cada dos años aproximadamente traen policías, ¿dónde meten toda esa gente?, ¿o es puro despiste?…

En lo personal, el segundo plato no me gustó tanto. Era un ceviche de salmón con trozos de mango, acompañado de cebolla frita con espuma de gulupa, una fruta familiar de la cocorilla, pero bastante ácida que en Jardín se cultiva de lo lindo para exportar a otros países.

Mi expectativa se difuminaba, pero el tercer plato, un exquisito risotto con pollo acompañado con salsa de apio, manzana verde, albahaca y jerez me causaron hasta una leve erección. Bello, bello, no me refiero a la erección, sino al sabor totalmente diferente del pollo a la plancha que con papitas he comido en un comedero paisa.
Antes de servir el cuarto plato la mesa de heterogéneos periodistas propusieron un tema bastante interesante, la entrega de los premios –MANUEL DEL SOCORRO RODRÍGUEZ- por parte de El Club de la Prensa de Medellín.
Los comentarios que para bien hicieron los colegas tienen que ver con la premiación de este año que se realizará el domingo 9 de febrero en Plaza Mayor en la que se resaltará el trabajo periodístico de los colegas bogotanos Mauricio Gómez en televisión y Oscar Domínguez en prensa escrita.
Manifiestan los más comprometidos con el Club, que la intención de su fundador, el finado profe Humberto López, era resaltar al periodismo antioqueño que por su trabajo como reporteros, fotógrafos y escritores han dejado la profesión u oficio muy en alto… eso escuché… 
El cuarto plato estaba compuesto por una rodaja de solomito de res a tres cuartos echando sangrecita en salsa de espárragos, acompañado de un muss de chócolo con crema de queso encima.

¿Para qué se almuerza, para qué se come? Para merecer el postre. El quinto plato en -EL CIELO-fue láminas de guayaba con helado de ají dulce y queso costeño acompañado de un clavel orgánico comestible. Muchos como yo dejamos el clavel, aunque de vez en cuando es rico “comerse una florecita”, pero esa no era la ocasión.

La invitación a -EL CIELO- fue incomparable. Entre ángeles y demonios tratamos el último tema antes de levantar la mesa. Coincidimos en lo interesante que será el próximo Congreso de la República con la participación de hombres peso pesado como Álvaro Uribe, Horacio Serpa, Jorge Robledo, Antonio Navarro y el excremental Robertito Gerlein.
Pasadas las horas y las copas de vino, se acabo la fiesta. Cada uno para su casa a afilar la lengua para el próximo encuentro… 

Acabar la intermediación en la contratación en el sector de la salud es uno de los objetivos del Candidato a la Cámara de Representantes por el Centro Democrático en Antioquia, Fabio Aristizábal, con el fin de que no se siga perdiendo.  

El empresario manifestó además la necesidad de evaluar la situación financiera por la que atraviesan los hospitales del departamento y el país que por falta de recursos están dejando sin atención a la comunidad.
Fabio Aristizábal, sostuvo que el Congreso debe legislar para los colombianos y no para algunas empresas que vienen enriqueciéndose con los recursos de la salud que pertenecen al Estado.
Rafaél Núñez, Carlos Holguín, Mariano Ospina Pérez, Laureano Gómez Castro, todos ellos presidentes del entonces glorioso Partido Conservador, deben sentir vergüenza de lo que está sucediendo en la colectividad. La convención del partido realizada el 26 del corriente mes fue una desagradable contienda entre los que se entregaron al poder presidencial y los que quieren entregarse a la engañosa fuerza de Centro Democrático.
Indiscutiblemente el gran ganador de la Convención Conservadora no fue el partido mismo, sino el expresidente Álvaro Uribe, pues logró quitarle una significativa cantidad de votos al Presidente Candidato Santos y para nadie es un secreto la simpatía que existe entre la actual Candidata Presidencial por el Partido Conservador y él.
Lo sucedido no fue golondrina de un sólo día, las denuncias de la mermelada esparcida sobre los convencionistas, no fueron más que el celofán envoltorio de una pensada estrategia que hoy se devela. El primer paso fue nombrar como Candidato Presidencial por  Centro Democrático, a un hombre electoralmente débil, casi que desconocido y bajar del caballo a Francisco Santos, que indiscutiblemente tenía más poder convocatorio que el vencedor y que dificultaría una posible unión en una eventual segunda vuelta electoral para la presidencia del país. Al tiempo de esto, de manera soterrada, el doctor Uribe buscaba acercamientos con personajes del partido azul, especialmente con el otro expresidente, el doctor Pastrana (su próximo mejor amiguis), especialista en torpedeo presidencial y, como estocada final de esta filigrana electoral, la elección de Marta Lucia Ramírez, una persona que se ha declarado seguidora de los principios de Centro Democrático, recordemos que fue ministra de defensa en el gobierno de Álvaro Uribe y congresista por el partido de la U cuando este le pertenecía al expresidente.
Este salpicón, que combina frutas de la misma clase para evitar indigestiones, sólo le generará malestar estomacal al próximo presidente (Santos), quien tendrá que torear al hoy twittero mayor al interior del Congreso y a Norita, los niños y yo, desde afuera buscando, destapando e inventando escándalos para entorpecer la presidencia, de hecho ya empezó, lanzando declaraciones en las que conmina a los ministros azules a renunciar, con el fin de generar la crisis al interior del gobierno.
Lo que hoy es alegría en un sector godo, no es una vana esperanza de victoria, pues son consientes que los periodos presidenciales cambiados en la anterior presidencia son de ocho años, pero de lo que sí está convencido este sector azul es que tendrán más protagonismo en unión con Centro democrático como oposición en el próximo cuatrienio, pues tendrán votos para hablar y una cantidad significativa de representantes en el legislativo, que si no decisoria, sí con voz para hacer escándalos, muy al estilo del expresidente Uribe.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.