sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 256

Con 50 años recién cumplidos, la Cooperativa CONSUMO se ha dedicado a la comercialización de productos básicos de la canasta familiar a precios competitivos en  Medellín y en varios municipios del Valle de la Aburrá y el oriente de Antioquia.

CONSUMO con más de 140 mil asociados, cumple una tarea fundamental en lo que tiene que ver con la generación de empleo. En la actualidad cuenta con cerca de 700 empleados contratados de manera directa a los que se les ha garantizado estabilidad y tranquilidad laboral.
Pero esa tranquilidad fue interrumpida desde el mes de marzo de este año, cuando se presentó en la última asamblea de socios el diagnóstico sobre el estado financiero de la cooperativa. CONSUMO padece cáncer, y sobre esa terrible enfermedad se responsabiliza de manera directa a Gustavo León Castillo Sierra, quien llevaba unos de 27 años en la cooperativa, 20 como subgerente comercial y los últimos siete años como gerente con una “justa” remuneración de mal contados $20’000.000 (veinte millones de pesos) mensuales.

De acuerdo con la última revisoría fiscal realizada por la empresa ABAK0’S S.A Organización Profesional de Contadores Públicos, el cáncer a CONSUMO le empezó a hacer metástasis por la falta de administración, gestión y transparencia del gerente Gustavo León Castillo Sierra.

Al pésimo trabajo de Castillo Sierra, que renunció al cargo desde el pasado mes de abril, le faltaron $19.000 (diecinueve mil pesos) de esfuerzo para que las pérdidas en el año 2013 alcanzan los $5.000’000.000 (cinco mil millones de pesos) y no los $1’670.000.000 (mil seiscientos setenta millones de pesos) como lo quería hacer ver manipulando los estados contables de la entidad.
A esa pérdida deben sumarse, además, los más de $25.310’000.000 (veinticinco mil trescientos diez millones de pesos) que en la actualidad se le adeudan a varios los proveedores, que han restringido y suspendido de manera temporal el despacho de mercancías ocasionando un alto riesgo en la reputación y cumplimiento de la Cooperativa.
La reputación del ex gerente Gustavo León Castillo Sierra, todo un culebrero y manipulador con la palabra, dicen, no es la mejor, puesto que si no aclara sus actuaciones durante su administración, podría verse envuelto en varias investigaciones civiles, e inclusive, del orden penal en su contra…

La cooperativa CONSUMO tiene en la actualidad 16 puntos de venta ubicados en los municipios de Caldas, Bello, Itagüí, Envigado, Rionegro y Medellín. Los supermercados más nuevos fueron inaugurados el año anterior en Envigado y Medellín en la avenida 33, donde están ubicadas las oficinas principales.

Según el informe del revisor fiscal, Gustavo García Molina, integrante de ABAK0’S S.A, al ex gerente Gustavo León Castillo Sierra se le responsabiliza por presunto testaferrato. Al cierre del año 2013 se conoció que se estuvo facturando la venta de licor y cigarrillos al por mayor a nombre de una persona desconocida sin que haya presentado alguna explicación sobre esa situación. El informe fiscal, sostiene que esa actuación, puso en alto riesgo la relación comercial entre CONSUMO y el proveedor Fábrica de Licores de Antioquia, FLA.
El mismo informe fiscal responsabiliza a Castillo Sierra y al equipo gerencial de no haber implementado prácticas administrativas y de gestión para la compra de mercancía, realización de inventarios, registros sobre ventas y procesos internos en la dirección de tesorería, aspectos que pusieron en riesgo el patrimonio de los asociados de la Cooperativa.
Como si fuera poco, la revisoría fiscal advirtió que por supuesta negligencia de la gerencia, CONSUMO carece de un sistema de seguridad tecnológico puesto que no se implementaron los controles necesarios para garantizar un nivel básico de información. En otras palabras, la cooperativa carece de un sistema de copias de seguridad y tampoco maneja la totalidad de la información que genera.
Pero hay más. La contabilidad de la entidad presenta deficiencias técnicas, lo que implica que la información registrada no sea confiable, sin contar que la mayoría de los procesos que se gestionan en la dirección de tesorería se adelantan de manera empírica, sin políticas claras, ni herramientas administrativas que permitan la efectiva planeación y gestión que conlleva a permanecer sin flujo de caja, con sobregiros en bancos e incumpliendo el pago oportuno a proveedores. Ver Revisoría Fiscal

Aunque los problemas financieros de la cooperativa CONSUMO son completamente solucionables, las mañas de su anterior gerente son evidentes. En el mes de diciembre del año 2013 gracias a la información suministrada por varios empleados se detectó la manipulación fraudulenta de las fechas en la facturación de compra de mercancía.

El objetivo era disminuir los faltantes reales de mercancía, con el fin de hacer coincidir la toma física de los inventarios con los datos contables para ocultar las pérdidas obtenidas en el año inmediatamente anterior.
La situación administrativa se volvió inocultable al punto que entre los empleados, promotoras y personal de mercadeo empezaron los rumores sobre la crisis financiera por la que está atravesando la entidad.

La enfermedad de la cooperativa CONSUMO fue detectada a tiempo. Una vez evidenciados los problemas fiscales, el nuevo Consejo de Administración, la Revisoría Fiscal y la Junta de Vigilancia iniciaron las investigaciones pertinentes para ubicar los responsables. El 11 de marzo de este año, el Consejo de Administración le envió una carta al gerente de CONSUMO, Gustavo León Castillo Sierra en la que le expresan su preocupación por la situación financiera de la entidad.

En la misiva le advierten que son evidentes las carencias de liderazgo, enfoque en el negocio, de dirección y de estructuración interna administrativa, con el propósito de garantizar solidez empresarial. Le reiteran el inocultable y evidente decrecimiento en la estructura financiera de la cooperativa con índices que alertan de un inminente descalabro financiero.  
Reiteran que existen incumplimientos de los compromisos frente al Consejo de Administración con relación a la entrega de informes sobre funcionamiento, marcha, organización y planeación de la cooperativa. Ver carta al Gerente
Como Castillo Sierra nunca respondió, en la Asamblea General de Delegados, máximo ente de la cooperativa realizada el 27 de marzo, el presidente saliente del Consejo de Administración, Aldemar Patiño Giraldo expresó a través de una carta su preocupación por la situación administrativa y financiera por la que atraviesa la entidad provocada por la dudosa gestión de Gustavo León Castillo. Ver carta a la Asamblea General de Delegados 
Lo cierto es que a CONSUMO se le inició quimioterapia y será la misma cooperativa, la Superintendencia de Economía Solidaria y las autoridades competentes las que destapen la herida podrida que padece la entidad y que generó la salida de Gustavo Castillo y que augura cómplices corruptos en el interior de la misma empresa… amén.
Los medellinenses se dieron cuenta que la madre de familia Sandra Gutiérrez afectada por los problemas de construcción de “Colores de Calazania”, proyecto habitacional adelantado por la CONSTRUCTORA LÉRIDA CDO de propiedad del empresario Álvaro Villegas Moreno, se encadenó a un poste en la Plazoleta del Centro Administrativo la Alpujarra para exigir hablar con el representante legal de dicha empresa. Sandra Gutiérrez, como cualquier ciudadana y ciudadano tiene también derecho a protestar, especialmente cuando se le han vulnerado sus derechos, y más aún, cuando la justicia es lenta y peca por omisión.
De lo que no se dieron cuenta los medellinenses fue lo que pasó en la noche del martes 6 al amanecer del miércoles 7 de mayo en una plazoleta sola, en silencio, con lluvia y con la vigilancia permanente de la policía. En esa noche, cuatro funcionarios de la Personería de Medellín, filmados y grabados, pruebas que servirán para adelantar la respectiva denuncia, fueron a amedrentar en compañía de la fuerza pública a Sandra Gutiérrez para que desistiera de su protesta.
-¡Parecen unos perros y no van a lograr que Pablo Villegas los atienda!, dijeron los defensores de los derechos humanos en Medellín a la pobre vieja que aguantando frío, le impidieron, además, el ingreso de abrigo y alimentos. Al día siguiente cuando Sandra Gutiérrez ofreció declaraciones a medios de comunicación, otros funcionarios del Ministerio Público se acercaron para tomarse la foto y ofrecer su respaldo.
Pero esta clase de incoherencias entre lo que se dice y se hace en algunos funcionarios de la Personería de Medellín era de esperarse. Cuando el capitán del barco, carece de carácter, credibilidad, cuando es timorato y como si fuera poco se asusta al cuestionar al gobierno municipal, precisamente al que tiene que vigilar, qué se puede esperar de los marineros.
Esa equivocación que cometieron los dueños barco al elegir su capitán la pagarán con creces en las próximas elecciones. El grupo político de la Universidad de Medellín, toda una máquina de hacer votos, encabezado por su rector Néstor Hincapié Vargas y por la concejal liberal Aura Marleny Arcila Giraldo, a quien le he reiterado mi respeto, se equivocaron al proponer a Rodrigo Ardila para ese cargo, unos de los peores personeros que ha tenido la ciudad.   
Denigrar, denigrar que algo quedará. Es un axioma muy utilizado en las campañas políticas colombianas, pero en esta última presidencial hemos caído al extremo del desprestigio de la clase dirigente. Es increíble que las cabezas de la administración del estado llámense presidente o congresista, sean elegidas con el uso de una campaña tramposa, mañosa y manipuladora.
Primero, el escándalo de los doce millones de dólares, recibidos, presuntamente por los asesores J.J. y Chica de parte de unos narcotraficantes; luego la detención de un hacker que, según los medios, está contratado por la campaña Zuluaga para infiltrar al presidente-candidato Santos y para descubrir las negociaciones de la Habana, y después, el del fin de semana, el  congresista electo Uribe denuncia que la campaña de 2010 de Santos recibió dos millones de dólares del narcotráfico por medio del asesor J.J.
Lo más triste de todo es que este sea el talante de los próximos gobernantes, qué se podrá esperar de estos individuos que utilizan cualquier recurso: la trampa, la calumnia y la manipulación, y demuestran que en su afán de poder y de ganar, conceptos como el de respeto, lealtad y amistad no importan para nada (luego dicen que la culpa de la debacle que atraviesa Colombia es de los educadores).
La estrategia es sumamente sencilla: han logrado desaparecer del mapa electoral para presidencia a tres candidatos, Martha Lucia Ramírez, Enrique Peñalosa, y Clara López, generando una alta recordación en el electorado de estas dos “joyitas”, un expresidente y un presidente, quienes, no lo olvidemos, trabajaron juntos, el uno fue ministro durante el gobierno del otro y como premio fue ungido con la maquinaria electoral.
Y los medios de comunicación, protagonistas de primer orden, hacen el juego, démosle el beneficio de la buena fe, arman escándalos a diestra y siniestra, enfilan sus batallones de periodistas para cubrir la noticia en “contexto”, desde todos los “ángulos”,  y olvidan lo importante que sería un debate electoral para presidencia académico y programático, claro en este último escenario, Santos y el representante de Uribe quedarían relegados, pues jugarían de visitantes.

En este estadio electoral tan supremamente deprimente entran a mediar personajes que deberían guardar compostura. Por un lado el Fiscal General de la Nación, quien con sus juicios politizados le quita credibilidad a la oficina que él  lidera y que debería mostrarse completamente apolítica.
Y por otro lado como conejo de mago, saliendo del sombrero, hace su aparición el presidente más perjudicial que ha tenido el país en los últimos tiempos, el señor Andrés Pastrana, que dejó a Colombia en el ostracismo completo por ocho años, los cuatro de Samper y los cuatro suyos, y aparece en un momento completamente coincidente con el que él generó en su momento para imposibilitar a su antecesor y abonar el camino que lo llevó a su periodo presidencial. Esperemos que éste no sea el preludio de lo que le espera al país en el próximo cuatrienio. ¿Y alguien se atreve a preguntarme todavía por qué soy abstencionista?
De izquierda a derecha: Cesar Duque, Camilo Benjumea, Rubén Benjumea, Luz Marina Londoño, Adolfo Ospina, Camilo Grajales.
En el programa Punto de Vista Radio Nº 65 del pasado sábado 10 de mayo por Ondas de la Montaña 1350 AM entre las 12:00 y 1:00 de la tarde tuvimos como invitados a la señora Luz Marina Londoño, otra afectada por los incumplimientos y malas construcciones de Lérida CDO en el proyecto habitacional “Colores de Calazania” y al concejal de Medellín Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, quien preside la Comisión Accidental que analiza los problemas de construcción que se vienen presentando en la ciudad.
Durante el programa, Luz Marina Londoño resaltó el caótico desorden con que las autoridades del gobierno están afrontando la situación no solamente con los afectados de “Colores de Calazania”, sino también con los habitantes de “Calazania”, “Space”, “Calazania Uno” y “Punta Luna Tres” entre el resto de 16 proyectos mal construidos por las diferentes constructoras presuntas estafadoras que adelantan obras en diferentes sectores de la ciudad.

Nos hicieron reabrir esta edición por la noticia que se conoció al finalizar la tarde de este martes 13, ni te cases, ni te embarques. Los contradictores del gobierno departamental están bailando en una sola pata por la decisión que tomara la Procuraduría General de la Nación en destituir del cargo e inhabilitar al Secretario de Infraestructura Física de Antioquia, Mauricio Valencia por once años para acceder a cargos públicos.
La Procuraduría General de la Nación confirmó la destitución e inhabilidad, además, de varios funcionarios públicos de la Gobernación entre ellos la de Sebastián Álvarez, gerente de Proyectos Estratégicos de la Gobernación de Antioquia.
Aunque no han dado detalles sobre la decisión del Ministerio Público, se presume que entre los motivos se encuentra en enredo que armó Valencia con la licitación que adjudicó el gobierno del “más educado” Sergio Fajardo al Consorcio FERROCOL LOMA HERMOSA por cerca de $90.000’000.000 (noventa mil millones  de pesos), de manera irregular.
El consorcio está conformado por la empresa española FERROVIAL AGROMAN S.A y la constructora COLPATRIA S.A, que adelanta negocios con la empresa familiar del mandatario seccional, la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO. Leer CASO PARTICULAR
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.