sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 259

Los bajos resultados que obtuvo el Presidente candidato Juan Manuel Santos en Antioquia y Medellín en la primera vuelta sirvieron para que a los responsables de liderar la campaña les apretaran las pelotas, con el fin que dejaran de chicanear, y por el contrario, empezaran a trabajar por la reelección.

Los congresistas tanto los electos como repitentes, 23 diputados y 17 concejales de Medellín que hacen parte de los partidos que conforman la Unidad Nacional se tuvieron que mover para fortalecer el trabajo proselitista en las diferentes zonas de la ciudad y regiones del departamento.
Lo cierto es que tanto los de Santos y Zuluaga andan trabajando con toda. Mientras los santistas organizan la tropa para hacer trabajar a los parlamentarios, diputados y concejales; los zuluaguistas siguen recorriendo el territorio para vender la idea de que son los defensores de la patria.

¿Qué tanto cambiaría Colombia si se reelige a Santos o gana Zuluaga en la segunda vuelta presidencial en las elecciones del 15 de junio? Déjeme recordar que con uno o con el otro el sol saldrá a la misma hora. No he decidido por quién votar, pero alguna decisión se tomará.

Para nadie y especialmente para los enfermos crónicos no es secreto que el sistema nacional en salud está enfermo. La falta de soluciones a los problemas por la falta de cobertura, rápida atención y calidad que padece el sistema se ratifican con las vagas propuestas de ambos candidatos. Tan nefasto fue Uribe con el modelo que implementó para la salud de los colombianos que el mismo Santos no ha podido o no le ha interesado solucionarlos. La privatización de la salud ocasionó la creación de un excelente negocio que aumentó la cobertura a la que sólo se ofrece diclofenaco.
En diálogo con el joven primíparo de la política, el electo representante a la cámara Federico Hoyos se dio a conocer una de las propuestas de Zuluaga Presidente que pretende que un paciente pueda ser atendido en cualquier parte de país. El diclofenaco en la Guajira o en Leticia tiene el mismo efecto y el asunto fundamental es incluir más medicamentos esenciales en el Plan Obligatorio de Salud, POS que en la actualidad se encuentran restringidos para tratamientos crónicos o enfermedades de alta complejidad.
Pero muchos enfermos crónicos se la han ingeniado para lograr, por lo menos, que las EPS se gasten sus ganancias en los pacientes que por A, por B y por C tienen que acudir frecuentemente y de manera obligatoria a los hospitales y las clínicas del país.

Soy un hombre afortunado. Más de 40 años rodeados de mujeres, orinando sentado han servido para entender y conocer estos complejos personajes que cuando tienen poder hacen lo que se les da la gana. Es absolutamente real que las mujeres se enamoran por el oído por lo que usé esa estrategia para que la EPS cumpla su misión…

En un ataque de rapidez lastimé con el cierre del jeans mi otro yo, ese amiguito incansable y fogoso que piensa por mí la mayoría de las veces. Por la repelencia que padezco a la glucosa, la irritante y fastidiosa herida no quiso sanar, razón por la que consulté con urgencia a la médica de familia.
-Médica, miré pues,le dije. –No puede ser, respondió. Inmediatamente mi galena, casi una amante que conoce hasta el último pliegue de mi cuerpo y sin la necesidad de tener sexo, ordenó exámenes de laboratorio. –Hágase estos exámenes y por ahí derecho aprovechemos y hagamos todos los que tienen que ver con enfermedades de transmisión sexual, me dijo. –No puede ser,respondí. VIH, sífilis, gonorrea, herpes y tricomoniasis estaban en la lista.
Tengo que aceptar que logré asustarme al llenar el dispendioso cuestionario del laboratorio. ¿Ha tenido relaciones sexuales con dos o más personas el último mes?, ¿ha tenido relaciones sexuales vaginales y anales sin condón?, ¡Dios nos ampare!, pensé.
Solamente fue necesario ver a la auxiliar de muestras, por lo general una mal encarada y bastantona enfermera, para que la herida sanara. –Bájese el pantalón y el bóxer, acérquese por favor, dijo ella. Con su mano izquierda le echó garra a lo más preciado, a tal punto que tuve que advertirle que ese juguetico no lo había ganado en una piñata infantil. Me miró los ojos que estaban vidriosos con los lagrimales en acción y bajó la intensidad, eso sí, no hubo champaña, ni música, ni piquitos…

A los médicos de familia toca convertirlos en amigos y en ocasiones es provechoso coquetearles de manera sutil para evitar que los tratamientos especializados vayan a las demoradas juntas médicas para lograr el cambio de medicamentos, exámenes y procedimientos contra enfermedades crónicas de alta complejidad.

A los diabéticos tipo dos, por ejemplo, la insulina oral les genera malestares colaterales por lo fuerte del medicamento que entregan las EPS autorizado por el POS. Ese medicamento, semejante a una tiza de escuela de primaria, tiene el tamaño de la primera falange del dedo índice de la mano, quita las ganas de comer, ocasiona daños estomacales y en algunos pacientes muchas diarreas. ¿Eso es calidad de vida?…
Fui donde la médica de familia y mientras llenaba el papeleo le conté una historia. -Como le parece médica que hace un par de días conocí una linda chica, le dije. –Cuente a ver qué pasó, contestó con curiosidad. Le dije que era una mujercita de esas que te hacen estremecer y que la cosa se puso interesante aquella tarde y resultamos dándonos besitos en uno de esos lugares clandestinos donde apenas se escuchan en silencio los sufrimientos de las vecinas.
La médica, una mujer expectante con ganas de más detalles me replicó: -¿y qué pasó? –qué iba a pasar, pues nada, le dije, con ese medicamento hay una de dos, o me vengo o me cago… Nota: Hubo junta y cambiaron el pastillerío por uno que no está incluido en el POS a $110.000 cada cajita. Por esa razón y otras que como yo tienen otros pacientes hemos cambiado de opinión. En las próximas elecciones mi voto es por mi médica de familia.
  

“La Personería de Medellín debe cacaraquear los fallos y sanciones en contra de funcionarios y servidores públicos que han estado involucrados en actos de corrupción”.

Así lo manifestó el concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos quien le recomendó a Rodrigo Ardila, jefe del Ministerio Público que se sacuda y le dé a conocer a la comunidad las sanciones que tiene en su escritorio.
En el pupitre del miedoso personero que tiembla cuando siente a su jefe política Aura Marleny Arcila respirándole en la nuca, se encuentra la sanción por tres meses del ex secretario de Gobierno de Medellín, Jesús María “Chucho” Ramírez, durante el gobierno de Alonso Salazar por haber beneficiado a un reconocido delincuente de la ciudad con el alquiler de espacio público en la Avenida del Río para ventas callejeras.

Bastante incomodo se puso el electo representante a la cámara por Centro Democrático, Federico Hoyos cuando en una conversación radial afirmé que el también electo senador por este movimiento José Obdulio Gaviria es para los uribistas una réplica defectuosa de Paul Joseph Goebbels, el Ministro de la Propaganda de Hitler.

Inmediatamente, Federico Hoyos se puso a la defensiva y respetuosamente quiso interceder por ese siniestro personaje que acompaña a Álvaro Uribe desde que estaba chiquito. No esperaba la reacción del joven político, porque el comentario pretendía resaltar a José Obdulio como uno de los estrategas más peligrosos de la era uribista, porque para ser estratega mínimamente hay que saber de Goebbels y sus once principios de la propaganda.
Lo que pasa es que el joven Hoyos, sólo se remitió a los asesinatos que la Alemania Nazi cometió contra cinco millones de judíos, durante la Segunda Guerra Mundial a mediados del Siglo XX. Sin embargo, esa defensa tan fundamentalista que hizo Hoyos por el senador Gaviria me generó más preguntas. Federico, un buen aprendiz de político está bastante equivocado al creer que ser congresista es un honor, cuando más del 80% de los colombianos no los quiere ver ni en pintura.  
Ahora, sobre José Obdulio Gaviria hay que reiterar que siempre ha estado cargándole la tula a Uribe y si la lista a Senado por Centro Democrático hubiera sido por voto preferente no hubiera sacado los necesarios para llegar a la Cámara Alta. Además, quién votaría por José Obdulio, un tipo que fue capaz de asegurar que en Colombia nunca se ha presentado desplazamiento por la violencia, sino en cambio, migraciones de pobladores. 
En la actualidad lo único representativo de ser congresista es el salario en un país de pobres, porque de lo contrario, ser congresista es un total desprestigio máxime cuando se está sentado al lado de Ñoño, Musa, Gerlein y Corzo, y demás personajes que se roban cada año este país.
De la misma manera como lo hicieron en la década de los ochenta, otra vez los ciclistas colombianos hacen patria en el exterior. En aquella época Lucho Herrera el jardinerito de Fusagasugá y Fabio Parra, dejaron en alto el nombre del país en la vuelta España y en el Tour de Francia y casi cuarenta años después, en los pedalazos de Nairo Quintero y Rigoberto Urán, con apodos más modernos, más espectaculares, las tres grandes carreras por etapas del mundo ciclístico, se ven dominadas por los cafeteros.
Ni el burocrático centralismo logró evitar la salida de estos deportistas extremos de la maltratada provincia. Hechos a punta del sacrifico propio y de sus familias, los humildes hombres han vuelto a hacer sonar el nombre del país en el extranjero. Sin amplios despliegues, sin costosas campañas, este fin de semana Nairo Man y Rigoneitor, como los apodara el emotivo comentarista argentino de ESPN Mario Sábato nos hicieron vibrar, llorar, estremecer al ritmo danzante de su pedaleo, no fue sino escuchar el himno de Colombia, entonado desafinadamente por el no despreciable número de conciudadanos apostados al frente de la tarima de premiación  del Giro de Italia y la emoción afloró en una nación hastiada de la bajeza de su próximo presidente.
Sin sorpresa alguna, como todos lo esperábamos, salieron voz en pecho con la desfachatez propia, los pobres dirigentes de nuestro país a reclamar el triunfo, “que fue en mi gobierno”, “que en el mío”, olvidando que hasta mediados de los noventa, Colombia participaba en las principales competencias del ciclismo mundial con dos grandes equipos, privados sí, pero con un apoyo irrestricto (que no suficiente), del Estado y que hoy estos excelentes ciclistas son pagados por equipos europeos, porque seguramente el reciente Team Colombia, creado en 2012 por Coldeportes, no tiene el suficiente presupuesto para contratarlos y dar las garantías necesarias a estos nacionales, ranqueados como los mejores del mundo.
Sí, celebra Colombia y Latinoamérica por el triunfo de tus deportistas, hechos a base del esfuerzo de algunos que han sobrepasados los límites de la mezquindad de los gobernantes.  

En el programa Punto de Vista Radio Nº 68 del pasado sábado 31 de mayo por Ondas de la Montaña 1350 AM entre las 12:00 y 1:00 de la tarde tuvimos como invitados a Federico Gutiérrez, ex candidato a la Alcaldía de Medellín, a Federico Hoyos, electo representante a la cámara por Centro Democrático y al profesor de Opinión Pública en Ciencias Políticas de la Universidad Nacional, Raúl Botero…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.