martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 260

Desde la medicina la apnea es la interrupción momentánea de la respiración por un par de segundos de manera involuntaria o también un cese completo de la señal respiratoria. Debo contar en qué consiste una crisis apnéica para describir lo que sintieron varios de los asistentes a la reunión que ofrecieron el ex presidente Cesar Gaviria y el ex alcalde Luis Pérez para fortalecer el trabajo proselitista antes de la segunda vuelta presidencial en las elecciones del domingo 15 de junio.  
Hasta bradicardia les dio a varios concejales de Medellín cuando se enteraron que entre los oferentes del encuentro estaba nada más y nada menos que Daniel Quintero, el hermanito del concejal verde Miguel “Marranito” Quintero Calle.
Daniel Quintero, todo un mamerto y primíparo en el escenario político, fue uno de los fundadores del grupo de indignados que crearon el desinflado y casi desaparecido Partido del Tomate, excusa con la que Quintero lideró sabrosas tomatinas en contra del Procurador, Uribe, Santos y un ex Presidente del Concejo al que le pusieron a llorar la mamá.
El enredo de Daniel “el travieso”, es que una vez se poposió en sus tomates por intereses personales, fue a hacer campaña parlamentaria para la Cámara de Representantes por Bogotá con el aval del Partido Liberal en la que obtuvo miserables resultados, que dejaron al politiquero fuera del escenario.
Entre los asistentes al encuentro con Gaviria y Pérez se encontraban los 17 concejales de Medellín que integran la Unidad Nacional que están apoyando la reelección de Juan Manuel Santos.
La concejala liberal Aura Marleny Arcila no tenía apnea, ni bradicardia, por el contrario, tenía la presión arterial demasiado alta debido a que no podía disimular su inconformidad por la presencia de Daniel Quintero, quien después de arrojar tomates a los cabildantes de la ciudad, tuvo la cara dura de sumarse a la campaña reeleccionista.
A Quintero lo confrontaron y le solicitaron explicaciones pero hay que aceptar que a un muchacho en formación intelectual y política es poco lo que se le puede pedir, es imposible, es pedirle “peras al olmo”…  
Sin embargo en ese mismo encuentro admiración dejó el semejante discurso que se echó el vicepresidente del concejo de Medellín, Carlos Mario “El Flaco” Mejía en representación de los liberales.
“Con Usted doctor Gaviria, los partidos de la Unidad Nacional en Medellín y Antioquia, ta, ta, ta, ta… pas, pas, pas,…”. Todo iba perfecto, Rafael Uribe y Jorge Eliecer, se sintieron desde el más allá orgullosos de su pupilo liberal que tomaba la palabra en ese club social.
Todo iba perfecto. “El Flaco” con su discurso veintejuliero tenía al borde de un infarto al miocardio a los asistentes que ratificaron el entusiasmo para trabajar por la reelección de Santos y para mover las masas después de aceitar la maquinaria. Mejía a punto de un orgasmo lanzó de manera contundente tremenda frase “(…) Ahora si doctor Gaviria vamos a salir del closet (…)”. Hubo apnea obligada…    
Un funcionario de la Secretaría de Infraestructura de Antioquia, denunció que el titular de este despacho, Mauricio Valencia pretende asistir a la inauguración del Mundial de Fútbol en Brasil.
Hasta ahí nada raro, si tiene una casita de más de $6.000’000.000 (seis mil millones de pesos), y además, está emparentado con lo más absolutamente precioso del gobernador puede hacerlo, sin problemas, sin contratiempos.
Lo que pasa es que la denuncia del empleado estatal, tiene que ver con que Valencia acompañado de otros funcionarios al parecer se costearán el viajecito con recursos de la secretaría, que son absolutamente sagrados… (Tenemos la grabación cuando autoricen se publica).
Más de 20 inversionistas de los más de 300 estafados en el proyecto SOLER GARDEN por la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO, que representa unos de los mayores ladrones del país Andrés Fajardo, se reunieron en un restaurante de El Poblado, con el fin de analizar las demandas penales que interpondrán contra representante legal de esta firma.
En la reunión a la que asistieron varios abogados que conocen el tema a profundidad, se determinaron las pautas que contendrán las querellas en contra del hermano del mandatario seccional.
Pero mientras eso sucede, Andrés Fajardo y su familia, continúan disfrutando de una finquita en Caucasia a la que le tumbaron la casa para construir una nueva de más de $1.000’000.000 (mil millones de pesos) y que no han pagado a su propietaria. Tan conchudo es este gran estafador que sin pagar la finca, fue capaz de subarrendarla a un tercero para la producción de leche y carne de búfalo… bueno, aclaro, la leche es de búfala, porque la de búfalo es muy amarga…
Tras conocerse la expulsión del concejal de Medellín, José Nicolás Alfonso Duque Ossa del Partido de la U por doble militancia, el saliente representante a la cámara por esa colectividad Augusto Posada se quedará con los crespos hechos.
Posada Sánchez, interesado en obtener esa curul para su pupila Lina García Gañán, quien le sigue en la lista por orden de votación obtenida por la U en las elecciones de 2011, tendrá que esperar porque Duque Ossa no se va del Concejo, y por el contrario, se auto nombró representante de un grupo significativo de ciudadanos: Centro Democrático.
El primer y nuevo concejal del país por el movimiento uribista, recibió una carta del Partido de la U en la que lo sacan de la colectividad, pero Nicolás Duque, sostuvo que asumirá las consecuencias de sus decisiones que nacen y se argumentan en la coherencia política. Ver video
En los mentideros políticos no entienden a que está jugando el representante por el Partido de la U, Augusto Posada con las decisiones que está tomando en el interior de su colectividad.
Por una parte está haciendo fuerza para sacar a Duque del Concejo, y por la otra, demandó la curul que logró el electo representante León Darío Ramírez por la tardía renuncia de su hermano el Alcalde de Santa Barbará, situación que presuntamente inhabilita a Ramírez, uno de los subalternos del senador Germán Hoyos.
Lo cierto es que al equipo de Posada Sánchez le faltaron matemáticas para haber previsto los resultados que obtuvo en las elecciones de marzo de este año. Se le quemó Guillermo Palacio a la Cámara, quemó su propia candidatura a la Gobernación de Antioquia y ahora perderá año y medio de curul en el concejo de Medellín para Lina García. Toca empezar de cero…  
El cálculo de Duque tiene asombrados a muchos. El panorama político del nuevo concejal de Medellín por Centro Democrático, José Nicolás Alfonso Duque Ossa es más que interesante.
Por un lado si logra sostenerse en la silla, está más que claro que pase lo que pase con su movimiento en las elecciones presidenciales, ya tiene garantizada una curul después de las elecciones territoriales de octubre de 2015. CD mete mínimo una bancada de seis curules al Concejo. Por el otro, para lo que resta de este gobierno, año y medio mal contados, Duque Ossa está exigiendo a la Mesa Directiva, por ser minoría, las garantías necesarias para desempeñarse como cabildante.
Las posibilidades que tiene el nuevo corporado del CD son participar como uno de los ponentes del presupuesto municipal, Plan de Desarrollo y Plan de Ordenamiento Territorial, POT, entre otros. Pero hay más. Al parecer, Duque se declarará en oposición, decisión que le posibilitará exigir integrar la Mesa Directiva del Concejo para el año 2015.
Los resultados del próximo domingo 15 de junio cuando se realiza la segunda vuelta durante las elecciones presidenciales en Colombia, clarificarán las decisiones que se deberán tomar para asumir la jornada electoral del 2015 desde Antioquia.
En Centro Democrático, por ejemplo, tienen una estrategia planteada. Si la presidencia la gana Zuluaga el exsenador Juan Carlos Vélez iría a parar a un ministerio. Si gana Santos a Juan Carlos Vélez le embutirían a una posible aspiración a la Gobernación de Antioquia o a la Alcaldía de Medellín de acuerdo a los competidores.    
Lo cierto es que otro de los asuntos que se están analizando desde los cuarteles de verano del nuevo concejal de CD, Nicolás Duque, es que si Zuluaga gana, se intentará tramitar la Ley de Transfuguismo para que pueda saltar con más facilidad.
Si eso no se logra, a Duque le tocará pelear y asumir desde la curul que ganó con el Partido de la U, las posibles demandas y litigios por parte de los que reclamen esa silla, y renunciar un año antes de inscripciones para postularse como nuevo aspirante al Concejo por CD y evitar una posible inhabilidad.
En 1991 cumplí 18 años. Mi madre de Rio Negro Antioquia, conservadora a ultranza y mi padre, liberal (más godo que ella), sufrieron los rigores de la época de la violencia cada uno desde su orilla, pero ambos me enseñaron que había que hacer uso del “sagrado derecho al voto”, es por eso que sólo hasta las elecciones de 1994 me gradué en mi mayoría de edad.
Creía fervientemente en el sistema democrático colombiano y por lo tanto voté en las elecciones próximas y próximas y realmente no sé si fueron esas participaciones o el somero estudio de la historia de Colombia por lo que  perdí mi esperanza en él. Hoy le apuesto al abstencionismo, declarándome cansado del engaño al que elección tras elección se ven sometidos los electores aunque no se puede negar que cada citación a las urnas ofrecía por lo menos un ápice de fe. Y  lo reconozco con algo de nostalgia porque lo que se vive hoy es simplemente desilusionante. La actual contienda electoral ha puesto al votante en una encrucijada abismal, no por la necesidad de escoger, como lo han querido mostrar, entre la guerra y la paz, sino porque el país se debate entre la derecha y la derecha, entre lo mismo y lo mismo que repite lo mismo de más de 100 años.
Escoger entre el Presidente candidato Juan Manuel Santos y el candidato de Centro Democrático Oscar Iván Zuluaga, es un panorama demasiado desolador para el país. Parece que los electores olvidaron que hace sólo cuatro años el señor Santos era el preferido de Álvaro Uribe Vélez, quien apoya con alma, vida y sombrero a Oscar Iván. En otras palabras lo que el país elige en estas elecciones presidenciales es un estilo de gobierno, una forma de llevar el pantalón y no un conjunto de propuestas que nos muestren un camino menos tortuoso que el empezado a recorrer.
Gane quien gane a Colombia no le ofrecen opción diferente a la de feriar sus recursos naturales a las multinacionales, a competir comercialmente con las potencias internacionales sin ningún tipo de salvaguardas para la producción interna. Sea Santos o Zuluaga, la tierra seguirá en manos de los grandes terratenientes que la dedican al ocio, bien Santistas bien Uribistas, mientras el campesinado sigue pasando las verdes y las maduras para intentar sobrevivir, las leyes tributarias y ambientales seguirán beneficiando a un grupo reducidos de compatriotas y al mismo tiempo la clase media y trabajadora seguirá siendo  arrinconada con impuestos y medidas (anti) sociales, gane la tradicional oligarquía del país o la nueva clase dominante, más provincial y populista, ISA y los bienes productivos estatales seguirán siendo vendidos al mejor postor, que preferiblemente oferte en dólares.
 
El modelo está pensado y aunque uno de los candidatos plantee emulsionar con un poco de vaselina y el otro dar el palazo de manera certera para disminuir el dolor, se implementará sin ningún tipo de recato, y siguiendo los postulados básicos de él que benefician a una clase social dueña del país y perjudican a otra excluida y desplazada incluso de su condición de nacionales.
No queda más que encomendar este hermoso rincón del mundo a la divina providencia y esperar, ojalá no por mucho tiempo, que este eterno Frente Nacional en el que el gobierno es cedido, ya no entre godos y manzanillos, sino entre los emisarios del señor Uribe, no sea tan largo como la horrible noche. ¡Ay país, país, país!”

Por: Camilo Grajales

Santos cerró su campaña en Rionegro, municipio que pasó, en la escala de valores que aplica también para algunos ciudadanos, de ser un pequeño municipio a una ciudad de primera categoría. Rionegro, posee varias sedes universitarias, una bien presentada sede del Hospital Universitario San Vicente de Paúl, el segundo aeropuerto más importante del país y la Fábrica Nacional de Chocolates otra insignia de la industria paisa. Este Municipio fue también símbolo del pensamiento liberal de mediados del Siglo XIX, gracias a la Constitución de 1863, anhelo de libertad, justicia, progreso y auge regional. Es la extensión que Medellín no pudo tener.
Rionegro es sinónimo de progreso, de pujanza, de zonas francas, de hermosas tierras y grandes parcelaciones, es la casa de Álvaro Uribe, es el lugar donde provocativamente el Presidente candidato decidió cerrar su campaña. Con un pobre discurso y una mala excusa, Juan Manuel nos dejó la impresión que sólo quería demostrar la capacidad de convocatoria que tiene la política hecha con el estómago, de lo aplanadora que puede ser la maquinaria burocrática que gobierna, de lo ingenuo que es el pueblo borrego. Porque propuestas no hay, el sistema de salud falla como falla el de justicia y educación, sin prontas soluciones.
Lo que nos dejaron durante el evento en la plaza de Rionegro el pasado domingo, es la sensación de escoger entre pegarse un tiro en el pie izquierdo o uno en el pie derecho, porque si la campaña de Santos pierde es porque se lo merece, y porque si nos dejan nuevamente en manos de Uribe es volver al tiempo de la provincia (adjetivo del que tanto se ufanan los uribistas con su candidato caldense), como si Colombia se pudiera administrar como una finca, y como si los tratados de libre comercio con Estados Unidos, Corea y Chile, se pudieran subsanar con la venta e intercambio de productos primarios. No escogemos entre propuestas y programas porque sencillamente no hay. Tampoco hay emoción, característica fundamental de la política electoral, porque uno de los candidatos es una marioneta, una mala copia del original, y el otro tiene carisma de escritorio. Cerrar la campaña en Rionegro fue más un acto provocador que un asunto estratégico o propositivo. Esta campaña sencillamente nos dejó hartos, aburridos y muy preocupados.
En el programa Punto de Vista Radio Nº 69 del pasado sábado 7 de junio por Ondas de la Montaña 1350 AM entre las 12:00 y 1:00 de la tarde tuvimos como invitados al electo representante a la cámara por el Partido Conservador, Nicolás Albeiro Echeverri, al concejal liberal de Medellín, Fabio Humberto Rivera y a la presidenta del Directorio Municipal del polo Democrático Alternativo, Luz María Múnera.
Durante el programa la representante del Polo, integrante de la línea del Movimiento Obrero Independiente Revolucionario, MOIR, la misma del senador Jorge Robledo argumentó que votar por Santos o Zuluaga es la misma cosa, mientras que Echeverri y Rivera resaltaron las bondades de este gobierno, que debe ser reelegido.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.