sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

LO BUENO, LO MALO Y LO FEO

Por: @adolfospina

LO MALO

Lunes_24_6_2013@@metroplus_grSin negar que la apuesta de ciudad que se viene haciendo sea muy interesante, existen cosas que deben mejorarse. Lo primero fue la implementación casi que obligada del sistema, sobre todo de las rutas alimentadoras, la pedagogía brilló por su ausencia, olvidando por ejemplo que el éxito en la implementación del tren Metropolitano radicó en el alto nivel de socialización pre funcionamiento del mismo, convirtiéndolo incluso en un ícono para la ciudad a la altura del emblemático Edificio Coltejer. Contrario a eso hoy, en muchos sectores de Manrique los usuarios desconocen los horarios de tránsito de los vehículos y el lugar donde paran (porque no están señalizados). Además uno de los requisitos para el éxito en el funcionamiento del sistema no se está cumpliendo: la exactitud, lo que ha provocado que el tiempo de desplazamiento se incremente.

Es también bien reprochable la dificultad para recargar la tarjeta de usuario en los barrios. Según la empresa Metro, para el segundo semestre de este año 2014, se habilitarían establecimientos comerciales en las cuencas 3 y 6, sin embargo hasta el momento no se ha hecho. La demora en la implementación de este servicio se debe a la negativa de los comerciantes a ofrecer el servicio, pues parece ser el margen de utilidad no compensa el pago de la vacuna que deben hacer a los combos de los sectores. Se evidencia una vez más la ineficacia de las autoridades.

Otro elemento que deja mucho que desear en la implementación del nuevo sistema tiene que ver con la tramitología y la cantidad de entidades que intervienen en él. El Área Metropolitana maneja el sistema como tal, por ejemplo la frecuencia de los buses. La asignación de rutas y de paraderos es responsabilidad de la Secretaría de Movilidad y la adecuación de estos últimos depende de la Secretaría de Infraestructura, es por esto que las empresas operadoras no pueden solucionar por ellas mismas las quejas de la ciudadanía.

La implementación del nuevo sistema tampoco ha satisfecho las expectativas y menos ha cumplido con lo prometido. Realmente se sacaron buses de circulación, pero ello no ha mejorado las condiciones de movilidad en la ciudad por el contrario ha aumentado el cuerpo automotor haciendo más lenta la circulación, se habla de sectores de la ciudad con una velocidad que no excede los 6 kilómetros por hora.

A partir de la implementación del Sistema Masivo, es común ver las enormes filas en las horas pico en todos los componentes, trayendo esto consigo una dificultad que parece todavía no se ha dimensionado por las autoridades: el transporte informal.

LO FEO

metroplus-1Dos cosas afean la implementación del nuevo Sistema de Transporte Masivo del Valle de Aburrá. Dejando de lado el problema de la incomodidad, que es casi que natural al modelo, es necesario reflexionar sobres dos asuntos. En primer lugar pensar en la actitud que los ciudadanos están teniendo frente a él, pues entrar a descalificarlo sin siquiera ensayarlo no es un aporte para su mejoría, y es más bien el aporte para agudizar el problema.

En segundo lugar es un asunto más particular y tiene que ver con la organización de la cuenca 6. Es inconcebible que los alimentadores que cubren esta cuenca sean estacionados en la noche, cuando terminan su servicio, en plena vía pública en la carrara 54, AV del Ferrocarril, al frente de la estación Chagualo de la línea uno de buses.

LO BUENO

AgenciaUN_0831_1_20Pese a lo que se diga el SITVA le hace grandes aportes a la construcción de ciudad que no podrán desconocerse. El primero tiene que ver con el proceso de inclusión que se ha generado, aunque en sus inicios el tren sólo lo tuvo en cuenta a partir de demandas interpuestas, hoy todo el sistema tiene posibilidad de acceso para personas con movilidad reducida: ascensores en el metro, rampas para las estaciones y buses equipados para recoger y dejar pasajeros en sillas de ruedas.

Las personas con dificultades visuales también tienen ventajas en el sistema, pues los componentes tienen anuncios sonoros que seguramente sirven de guía para este tipo de usuarios. También se pensó en las personas mayores que gozan de buses amplios y con operadores que no tienen la presión del tiempo o del “arriero”, que le evite esperar con paciencia el ingreso y acomodación de los ancianos, sólo falta un poco más de civismo para, en momentos de multitud, cederles el puesto.

Es también destacable el aporte que ambientalmente el nuevo sistema está haciendo a la ciudad, el uso de combustibles más livianos seguramente bajará los índices de contaminación, haciendo una ciudad más amable.

Es necesario reconocer también que muchas personas, pese a lo dicho por los transportadores, han tenido reducciones notorias en el costo de los pasajes, habrá que esperar que se acabe la implementación total para que gran parte de la población medellinense se vea favorecida.

Capítulo aparte merece el sistema de bicicletas públicas que está vinculado al SITVA. Definitivamente es este el aporte más importante a la movilidad que se ha hecho en los últimos tiempos. Bicicletas que se prestan de manera gratuita, que pueden ser recogidas en una estación y dejadas en otra sin más restricciones que el porte de un carné que no tiene costo es una iniciativa aplaudible. La red de ciclorutas está integrando gran parte de las riberas del río Medellín, la parte plana de la ciudad, universidades, escenarios deportivos se ven conectados por estas rutas que le han robado un pedacito de vía a los automotores, pero que le han dado un gran aporte de amabilidad a los ciudadanos que podemos y nos atrevemos a usarlas.

Movilizarse en las bicis del SBP crea una perspectiva diferente de la ciudad, pareciera que todo es más amable, incluso la percepción de inseguridad cambia de manera grande. Mujeres de vestido y tacones, hombres de saco y corbata, transitan de manera cordial, convencidos de su aporte personal a la movilidad, al ambiente y a su salud.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.