sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

VISIÓN CLARA

gjrEn el mes de abril, después de Semana Santa el Candidato a la Alcaldía por “Juntos por Medellín”, Gabriel Jaime Rico Betancur revelará los nombres de los candidatos que por su movimiento integrarán la lista de aspirantes al Concejo de la ciudad.

De acuerdo con Rico hasta el momento tiene el apoyo de quince Diputados de Antioquia y siete Concejales de Medellín, quienes se comprometieron a impulsar su campaña.

Por su parte, varios son los funcionarios de la Alcaldía de Aníbal Gaviria que han presentado su renuncia para engrosar las filas de “Juntos por Medellín”. Hasta el momento han renunciado Luis Fernando Gómez, Gerente Administrativo de Metroparques; Karen Correa, Gerente Territorial Nuevo Occidente y Julio Ospina, integrante de la Secretaría de Participación Ciudadana.

Dicen, además, que el periodista Miguel Jaramillo Luján a quien le cerraron las puertas en RCN Radio, después de su salida por la puerta de atrás del Instituto de Vivienda de Medellín, ISVIMED, también irá a parar a la campaña de Gabriel Jaime, ¿a hacer qué?, pregunto…

El Candidato a la Alcaldía por “Juntos por Medellín”, la tiene clara puesto que con su estrategia tiene reventada la Unidad Nacional de Santos. En la reunión que hicieran en Antioquia varios congresistas del partido de la U la semana anterior, explicaron que: “El Partido no ha tomado decisiones con respecto a candidatos a la Alcaldía de Medellín, pero tenemos acercamientos con Gabriel Jaime Rico”…

Lo otro, es que desde la misma campaña de Rico-Alcalde están que andan en una sola pata puesto que al parecer la tropa que lideraba la aspiración a la Alcaldía de Claudia Restrepo, nueva gerente del Metro de Medellín irá a parar a la tolda del exgerente del Centro de Convenciones Plaza Mayor.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.