jueves, abril 11, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

BILLETE AL POR MAYOR

bv1Las directivas de Centro Democrático empezaron a armar los cuadros con los nombres de las personas que posiblemente integrarán la lista cerrada a la Asamblea Departamental de Antioquia para las elecciones del mes de octubre.

Los caciques se reunieron para analizar con lupa los posibles candidatos, puesto que no están dispuestos a correr el riesgo y el desbarajuste que se presentó en el momento de la escogencia de los candidatos para la lista cerrada del Concejo de Medellín, integrada por jóvenes primíparos en el escenario público, sin experiencia, sin discurso y menos práctica en la actividad política.

Lo claro y sensato para Centro Democrático es que Andrés Felipe Guerra Hoyos, exprecandidato y un uribista pura sangre, así se indigeste “El Socio”, será la cabeza de lista a la Asamblea por CD para asegurar la primera curul.

A dedo fueron escogidos para equilibrar las cargas de las diferentes líneas políticas de CD, Roque Arismendi y Darío Bonilla quienes pertenecen a las entrañas de Fabio Valencia Cossio, que goleó en la lista del Concejo de Medellín con tres candidatos en los primeros puestos.

Jorge Honorio Arroyave, otro furibista desde la época de Abraham, también integrará los primeros renglones de la lista, junto a Sebastián Moreno, quien hace parte de ramismo en Antioquia.

Los anteriores son los nombres impuestos por parte de las directivas de CD porque de ahí para abajo, el orden será por consenso, de análisis y competencia entre los mismos Congresistas que tendrán sus cartas para ubicar.

La decisión de determinar a dedo los primeros renglones tiene que ver con que algunos de los aspirantes a hacer candidatos a la Asamblea estaban vendiendo hasta la lavadora y ofreciendo demasiado billete a los delegados del Partido para que votaran por ellos.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.