sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

DOS ALGODONES Y UNA VACA

IMG-20150710-WA0032A pocos días de cumplirse el plazo para la inscripción de candidatos a alcaldías, concejos, Asamblea y Gobernación, el Partido Centro Democrático sigue enfrascado en una controversia interna para la designación de los nombres que conformarán la lista cerrada a la Duma Departamental.

Con respecto a la Gobernación más claro no canta un gallo. Liliana Rendón está por fuera como lo evidenciaron las declaraciones tanto de Uribe como del candidato Juan Carlos Roberto Vélez después de inscribirse en la Registraría Municipal. A Rendón Roldán, ni la invitaron, ni la mencionaron, postura que deja prever que antes del 25 de julio a “La Mona” le pondrán dos algodones en la nariz para ratificarle que no va más…

Por su parte, quien reapareció fue el exprecandidato a la Gobernación de Antioquia por el Partido Conservador, César Eugenio Martínez Restrepo, oxigenado y sonriente tomándose fotos con el ya oficial Candidato a la Alcaldía Juan Carlos Roberto Vélez Uribe.

Con la evidente salida de Liliana Rendón, varios de los integrantes de Centro Democrático han platicado que Martínez Restrepo se puede reencauchar por ser un muchacho joven y aguerrido que hizo un trabajo decente durante su paso por la Asamblea Departamental.

De otro lado, Centro Democrático no ha podido pegarle la cola al burro con el nombre que encabezará la lista al Concejo de Medellín. Varios intentos fallidos tuvieron cuando invitaron al exalcalde y exsenador Juan Pablo María Gómez Martínez; al Director Regional de Fenalco, Sergio Ignacio Soto y al exdirector del Sena, Darío Montoya, entre otros.

Ahora mencionan el nombre de Roberto Hoyos, quien recientemente se desempeñó como Director de la Asociación de Bananeros de Colombia, AUGURA y quien montó una vaca al cuarto piso del Edificio Departamental, cuando Álvaro Uribe se desempeñó como Gobernador a finales de los años 90.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.