jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TAN COMPLEJO COMO ESTE

Algunos concejales de Medellín coinciden que la Presidenta para la Corporación en el primer año de gobierno del Alcalde Federico Andrés Gutiérrez Zuluaga debe ser Daniela Maturana, integrante del Movimiento “Creemos” que avaló el proyecto político del nuevo mandatario.

Es lo mínimo que deberían exigir desde la tolda de Gutiérrez porque es completamente evidente que no tiene deudas burocráticas y menos políticas con ningún partido. De pronto “afectivas” con los hermanitos Hoyos Giraldo que siempre lo han apoyado…

Fico Gutiérrez, tiene la potestad de “imponer” a Daniela para la Presidencia del Cabildo por varias razones: cabeza de lista, mujer, joven, afro y bastante capacitada para sortear el futuro de la corporación durante el 2016.

Sin embargo, cuando surgen esta clase de posibilidades, algunos muchachos se asustan. En un encuentro informal en el que participaron los concejales Luis Bernardo Vélez, Bernardo Alejandro Guerra y Alejo Palacio, coordinador de “Concejo Visible” se presentó una polémica por tal propuesta.

daniela presidentaEl jovencísimo Palacio Restrepo, argumentó que darle la Presidencia a Maturana es un exabrupto por su juventud y carencia de experiencia para capotear uno que otro toro de lidia que integra el Concejo de Medellín, además, que el próximo año serán varios los Proyectos de Acuerdo importantes para la ciudad, como el Plan de Desarrollo. Frente al argumento, quedó una pregunta: ¿cuándo es el momento entonces para los jóvenes de esta ciudad?

También es cierto que los jóvenes no la han tenido fácil. Por un lado si no se untan de ortodoxia más temprano que tarde desaparecen del escenario por incapacidad de adelantar alianzas, negocios, estrategias y trampas electorales como las que adelantan en la clase política. Por el otro, si lo hacen, se convierten en más de lo mismo, total, la juventud no tiene peso en un escenario tan complejo como este…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.