sábado, mayo 18, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“VISTO BUENO”

El Director de Apoyo Logístico y Director Financiero Encargado del Hospital General de Medellín Leonardo Favio Rivera Quiroz renunció a sus cargos a partir del lunes 3 de marzo de 2017.

La renuncia le fue aceptada a Rivera Quiroz desde el 17 de febrero por parte de la Dirección de Gestión Humana luego que el gerente Jesús Eugenio Bustamante Cano le diera el “visto bueno”.

La renuncia fue generada por los cuestionamientos que presuntamente comprometen a dicho funcionario con el favorecimiento a contratistas con la compra de material de osteosíntesis que tenía, al parecer, un sobrecosto de más del 500%.

El pasado 24 de enero fueron decomisadas en el Hospital General de Medellín unas 10 mil unidades de material de osteosíntesis por parte de la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia a las que les hacía falta el respectivo Registro INVIMA y la debida facturación. Ver carta de renuncia

Por su parte, la Junta Directiva del Hospital al conocer el material decomisado, solicitó de manera unánime la renuncia del gerente del centro hospitalario, quien adujo, que debido a su gestión se había logrado la incautación del material, versión que fue desmentida por el gobierno del Alcalde Federico Gutiérrez.

Por su parte, agentes de la Fiscalía General de la Nación y personal de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional, DIJIN, iniciaron las investigaciones respectivas por las denuncias conocidas con respecto a las presuntas irregularidades administrativas presentadas en los hospitales General de Medellín y La María.

Varios de los empleados de ambas instituciones de salud, han tenido que visitar el búnker de la Fiscalía con el fin de entregar las versiones sobre los presuntos malos manejos financieros por parte de las directivas de esos hospitales. Ver MATERIAL DECOMISADO

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.