jueves, julio 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“OJO DE CONTRALOR”

“Poco a poco”, como la canción de Javier Solís se van conociendo los detalles del Informe de Auditoría de la Caja de Compensación Familiar de Antioquia, COMFAMA, correspondiente a la vigencia 2015 que ordenó la Contraloría General de la República que preside Edgardo José Maya Villazón.

El jefe del organismo de Control Fiscal, quien inició una presunta batalla contra la corrupción le metió la mano a COMFAMA después de conocerse las presuntas irregularidades administrativas cometidas por varios años durante la gestión de la exdirectora María Inés Restrepo de Arango.

Gracias a la fuente de información que en silencio se resiste a tragar sapos por la desadministración de los “filántropos” que dirigen COMFAMA, obtuvimos el informe completo de la auditoría entregado el mes de noviembre de 2016, que aunque, “favorable”, cuestiona algunos procesos financieros de dicha entidad privada, que administra dineros públicos que provienen del Gobierno Nacional.

Pudiera decirse que durante la dirección de María Inés Retrepo, la Contraloría General de la República, Seccional Antioquia, pasó de agache al no tener en cuenta las supuestas irregularidades que se han cometido al interior de la Caja de Compensación.

Pero es fácil generar suspicacias. Todo es efecto dominó, una ficha toca la otra. Como líder en la Contraloría General de la República, Seccional Antioquia, aparece la abogada Erika Navarrete Gómez, allegada a Juan Esteban Álvarez, mano derecha del exalcalde Aníbal Gaviria, amiguis del exgobernador Sergio Fajardo, y quienes, a su vez se graduaron de títeres del Grupo Empresarial Antioqueño que tiene el total control de la Caja de Compensación.

COMFAMA, nuevo cuartel general de la aspiración a la Presidencia de la República de Sergio Fajardo, no pudo escaparse del “ojo del contralor”, debido a que con la supervisión del caso, desde Bogotá, ordenaron el proceso fiscal.

Sigue…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.