sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

DÍA DE CONSUMO

“No compras con plata. Compras con el tiempo de tu vida que gastas para conseguirla”: Pepe Mujica

El pasado fin de semana se celebró el denominado “Viernes Negro” que culmina con el “Cyber Lunes”. Las cifras son desconcertantes y superaron todos los pronósticos en EEUU. Ventas superiores a los 6.200 millones de dólares fue el aporte que el afán desmesurado de consumir dejó en el Coloso del Norte. Pero además de los millones gastados, el día dejó muertos por las grandes aglomeraciones de gente esperando poder ingresar a los almacenes.

En Colombia, donde vivimos queriendo ser “gringos”, la iniciativa ha ido incrementando el consumo, “adelantando” las compras para navidad, que no es otra cosa que ir aumentando de a poco la alta temporada navideña, pues la supuestas ofertas dejan mucho qué desear.

Según FENALCO, que agrupa al gremio de los comerciantes el 74% de los Bogotanos gastarán entre 100.000 y 299.000 pesos en compras durante este día, pese al temor que los embarga por la próxima reforma fiscal y el aprobado cobro de valorización.

La cultura del “Viernes Negro” es mundial, y simplemente recurre a ese afán desmesurado que el capitalismo le ha creado a la humanidad, generando oleadas de personas desesperadas por comprar lo que no necesitan.

Una de las hijas de la persona que nos colabora en el apartamento, compró en un almacén de crédito de la ciudad un televisor de 49” para llevar a su casa que mide poco menos de 50 metros.

El “Viernes Negro”, se ha convertido en el símbolo de una sociedad decadente que ha cambiado, en palabras del viejo Mujica, el tiempo por el dinero, la felicidad por la esclavitud del pago de la cuota al fin del mes.

Frente a la cultura devastadora del consumo en ese día, los españoles, particularmente en Bilbao, han creado una iniciativa de resistencia, denominada el “sábado Justo”, que pretende, a partir del arte, generar alternativas que mesuren la destrucción de la vida por el afán derrochista en que viven nuestras sociedades.

No es elogiar la pobreza ni el retroceso, es simplemente invitar a la racionalización real del consumo y el cuidado del medio ambiente, que ve como sus peores enemigos a la producción masiva y la cultura del descarte.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.