jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

ALIANZA EN RIESGO

Cuando faltan menos de 60 días para las elecciones territoriales, los cuarteles de invierno, especialmente en Centro Democrático y la tropa del Alcalde Federico Gutiérrez siguen analizando cuál será la mejor estrategia y alianza para ganar el 27 de octubre.

Desde el inicio de la campaña se había hablado sobre la posibilidad de una coalición entre Centro Democrático y la gente del grupo político del actual mandatario local con el fin de hacer un cambalache, un trueque para apoyar dos candidatos en fórmula no sólo a la Alcaldía de Medellín sino también a la Gobernación de Antioquia.

El asunto es que a Centro Democrático se le está complicando la situación con la campaña a la Alcaldía de Alfredo Ramos Maya el hijo del exgobernador Luis Alfredo Ramos por causa de las encuestas que lo han ubicado con el mayor porcentaje de intención de voto para las elecciones de octubre.

El efecto revelado en las primeras encuestas, dicen los analistas, es que de manera habilidosa los asesores de Ramos Maya han expuesto entre los encuestados el nombre de “Alfredo Ramos”, hecho que generó confusión en las mediciones logrando que el nombre “Alfredo Ramos” hijo, lograra el mayor porcentaje mientras quienes contestan los interrogantes piensan en “Alfredo Ramos” papá.

Estrategia es estrategia máxime en elecciones, pero esa situación generó que el mismo Alfredo Ramos junior, no tenga la intención de hacer alianzas en el futuro, y, por el contrario, desee hacerse contar el día de elecciones.

Lo claro es que tanto el próximo Alcalde de Medellín y Gobernador de Antioquia serán el resultado de buenas alianzas, y Centro Democrático, nuevamente está arriesgando el triunfo en octubre si no concreta una buena coalición con el único amigable componedor como lo es el Alcalde Federico Gutiérrez…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.