martes, mayo 28, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TOTAL RIDICULEZ

Ni Uribe, ni los integrantes del Partido Centro Democrático aprendieron la lección: en la actualidad es fundamental tener aliados con el fin de hacer coaliciones que aseguren el poder en las elecciones territoriales.

Desde el comienzo de la campaña se insistió que la coalición entre el uribismo y el grupo político del alcalde saliente Federico Gutiérrez era necesaria para estar en el juego electoral, pero al uribismo le pudo la incapacidad y el ego para concertar apoyos en torno a un candidato con opción.

Aunque la senadora caucana Paloma Valencia intenta vender la idea que Centro Democrático ganó en las pasadas elecciones convirtiendo el desastre electoral en un triunfo pírrico, desmentir la realidad es una total ridiculez.

Uribe y Centro Democrático perdieron en las principales ciudades del país. La popularidad del actual senador y expresidente viene decreciendo por el desgaste y la excesiva exposición ante la opinión pública que tiene cansada hasta la misma tropa uribista.

La falta de capacidad para concertar y aliarse con otro grupos y partidos afines a Centro Democrático es también evidente, otra razón de su derrota electoral. El problema es que los uribistas insisten y siguen creyendo al interior de su partido que solos y sin buenas alianzas les alcanza, en Antioquia y Medellín, para elegir Alcalde y Gobernador.

Buenas fueron las votaciones que obtuvieron Alfredito Ramos y Andrés Guerra, pero no les alcanzó, ese es el problema, se quedan en el ensanche.

Si la tropa uribista, se hubiera preocupado en pensar en los verbos: aliar, concertar, conversar, dialogar, atraer y negociar con otros candidatos como Mauricio Tobón, Juan Camilo Restrepo y Rodolfo Correa, quienes lograron una votación de 303 mil votos el panorama sería distinto, entendiendo que la sumatoria no es netamente matemática, pero el panorama hubiera sido distinto, aunque “el hubiera” no existe, no hay de otra…

Centro Democrático no puede seguir pretendiendo que sus seguidores “furibistas” sigan yendo a las urnas como marranos al matadero, cuando está demostrado que el mismo Partido ha impuesto mandatarios que han traicionado al electorado como el Presidente Iván Duque, quien afronta una imagen con los mayores índices de desfavorabilidad, alcanzando al nefasto Andrés Pastrana Arango en los noventa y quien en las elecciones territoriales se desapareció.

El Presidente de los Colombianos, impuesto por Uribe, no ha cumplido ninguna de sus propuestas de gobierno como la de no subir los impuestos, y ese arrepentimiento que sienten muchos de sus seguidores también pasó factura en las pasadas elecciones.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.