PA’ FUERA

PA’ FUERA

Con bombos y platillos, recuerdo, hace unos 17, 18 años, durante la alcaldía de Sergio Fajardo, se le entregó a Comfama, en comodato, renta, no sé, el edificio Vásquez que, para ese momento, era un pedazo de abobe olvidado en pleno centro de Medellín.

En el evento estuvo ella, con su exceso de laca en cabello y pintoreteada más no poder, entrelazando los dedos de las manos, “apretando labios”, atenta a responder preguntas de cualquier político y periodista de turno: -doctora María Inés, ¿cómo vamos?, muy bien, respondía, “trabajando por los pobres” …

Y eso es cierto, María Inés Restrepo de Arango, directora de Comfama por unos 20 años, no sólo trabajó por los pobres, sino también por ella, por su marido, sus hijos y amigos, todos involucrados, unos más que otros, en presuntos actos de corrupción que no llegaron a tener trámite en estrados judiciales.

Pero “hay un Dios que todo lo ve”, la reputación de Restrepo de Arango no es la mejor entre sus amigos que secretean su mala gestión, no la quieren, la responsabilizan además del peor negocio que ha hecho Comfama en su historia: ser socio en la EPS Savia Salud, ese es el precio que tiene que asumir.

Sin embargo, no tiene discusión que la recuperación y restauración del edificio Vásquez es más que evidente. Allá en alguna oportunidad tuve la oportunidad de adelantar un cursito básico de Photoshop para hacer los montajes que en este portal de vez en cuanto se publican.

Con la llegada del “pinturismo ortodoxo” al poder local y especialmente por causa del bochinche entre empresarios algunos pertenecientes al viejo Sindicato Antioqueño, su caja de compensación y los integrantes del nuevo gobierno, se podría deducir que la salida de Comfama del Vásquez es una repercusión del mismo conflicto.

A través de un comunicado, la dirección de Comfama anunció que:

“(…) En días pasados recibimos una comunicación por parte de la Alcaldía de Medellín, mediante la cual se nos invita a dar por terminado, de forma bilateral y anticipada, el contrato de arrendamiento que se tiene del Edificio Vásquez, cuya terminación estaba prevista para el 26 de enero de 2023. Hechas las consideraciones y sin dejar de lamentarlo, informamos a la ciudad que Comfama se despide con gratitud de esta, una de nuestras sedes más amadas y que queda como legado para la ciudad y sus habitantes (…)”.

En el mismo texto la dirección de la caja de compensación que orienta David Escobar Arango se resalta:

“(…) Hemos dado respuesta a la Alcaldía de Medellín solicitando tiempo para coordinar las acciones que nos permitan una restitución satisfactoria del inmueble, cuyas fechas y actividades serán acordadas por ambas partes, minimizando con ello el impacto que se puede generar en la entrega (…)”.

Por su parte, la alcaldía de Medellín ha sido clara en que el edificio Vásquez será el lugar resignificará el trabajo que desde la Secretaría de Cultura se hace en pro de tener más espacios donde convergen las diferentes artes y usarlos para construir proyectos sociales que beneficien la ciudad.

Además, explican desde la administración, que en la actualidad varias secretarías, gerencias y unidades especiales vienen pagando arriendos en diferentes puntos de la ciudad, mientras se tienen bienes públicos propios en comodatos o arrendamientos, motivo, por el que, buscando austeridad en el gasto, desde el año pasado inició un plan de retomar estos espacios.

Deja un comentario