jueves, febrero 22, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

A PASO DE TORTUGA

La semana anterior se realizó una reunión entre el presidente del República, el incapaz, y el representante de los gremios empresariales, Bruce MacMaster, presidente de la ANDI, para explorar la posibilidad de que los privados empiecen a adquirir vacunas contra el covid19.

Para el señor el MacMaster, este ejercicio se hace imperioso, pues permitiría que los empresarios recuperaran toda su fuerza productiva, reducida hoy por la presencia de la enfermedad y las medidas de protección requeridas en algunos sectores de la población.

Según se escuchó de manera tímida en algunos medios de información, la norma que prohíbe a los privados entrar en el proceso de vacunación en contra del covid19, se podría modificar para el mes de junio, quedando abierta la posibilidad.

La avaricia de los empresarios colombianos no tiene límite, ahora, con una excusa chimba, pretenden entrar al multimillonario negocio de la vacunación. Nadie podrá negar que esa es la esencia de un negociante y los propios la tienen muy clara.

Lo peligroso de abrir la puerta a la empresa privada de la vacunación contra el covid19 es que la salud de los colombianos se convierte una vez más, ya lo hizo la ley 100 de 1993, en un jugoso negocio donde lo menos importante es el bienestar de los habitantes del país.

Se ha justificado la propuesta en la solidez y fortaleza de la empresa privada colombiana en oposición a la debilidad del Estado, que se ha evidenciado en estos últimos días con la lentitud del proceso de vacunación.

Que las empresas colombianas sean fuertes es una realidad, que nuestro Estado sea paquidérmico y poco capaz, nadie lo podrá negar, pero lo que no se puede permitir es que una vez más las funciones naturales de un estado sean depositadas en la empresa privada, sobre todo cuando la experiencia anterior no ha sido buena.

Demuestra también la propuesta del señor MacMaster, la ineficiencia del actual gobierno en la implementación de un proceso que debería ser un poco más acelerado, pero por su incapacidad, hablo de la de Duque, va a paso de tortuga.

Ya veremos al Estado colombiano recomprando las vacunas a las empresas privadas colombianas, y contratándolas para que realicen el proceso de vacunación “en las partes alejadas del país”, con lo que una vez más el dinero de todos nosotros es puesto a disposición de la élite. Falta ver si éste no sea otro pequeño confite (no por lo pequeño sino por el tamaño de las fauces) para la vinculación del sector que tiene el dinero en las próximas elecciones de presidente. Oxígeno para el moribundo CD.

ESTRIBILLO:

Más por presiones que por que hayan condiciones reales, se ha iniciado el proceso de alternancia educativa en la ciudad, por más esfuerzo que hagan las Instituciones Educativas, el proceso no llegará a buen término, si la Secretaría de Educación no deja de lavarse las manos y asume su papel protagónico en él. A propósito, ninguna entidad certifica las comorbilidades de los docentes, se vendrán demandas al empleador.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.