sábado, mayo 18, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“VENTA DE HUMO”

Las exageraciones son parte de casi todas las estrategias de los políticos y gobernantes para impresionar a los ciudadanos.

El problema en el caso de los gobernantes ocurre cuando esas exageraciones terminan siendo realmente mentiras y esas mentiras se vuelven su forma de gobierno.

Por ejemplo, el alcalde de Medellín se volvió célebre por la famosa mentira de las mil camas para cuidados intensivos que publicó como una realidad cuando sólo las tenía disponibles en el papel, luego siguió ese mismo camino cuando dijo que EPM iba camino a la bancarrota en contra de toda cifra.

Tan frecuente se ha vuelto ese estilo que hasta para la entrega de unas obras de remodelación, como la que se hizo recientemente en el segundo parque de Laureles, el alcalde Quintero aprovechó para publicar otras dos mentiras:

“Seguimos creando espacio público de calidad, ponemos al servicio de la ciudadanía La Avenida Jardín y el segundo parque de Laureles. Estamos construyendo la Medellín Futuro con lugares renovados para la comunidad.

Medellín fue la ciudad que más micronegocios creó en 2020, según el DANE, se abrieron más de 17.000. Trabajamos para que Medellín sea el lugar más fácil para emprender. 4 de 5 empleos perdidos durante la pandemia se han recuperado”.

El segundo parque de Laureles con la avenida Jardín tiene más historia que el propio alcalde. Se ha discutido inclusive si el parque debería cambiar su nombre para llevar el de quien fuera el gran diseñador urbanístico de esa zona de la ciudad, el maestro Pedro Nel Gómez (1899 – 1984).

Estos “espacios públicos de calidad” nadie los acabó de “crear” porque tienen décadas de existencia, reconocimiento y apropiación ciudadana. Tampoco tuvieron nada que ver esas obras de remodelación con la “Medellín futuro” porque fueron producto de una alianza público-privada que se materializó cuando Quintero apenas estaba en campaña prometiendo que iba a ser un alcalde alternativo, de esos que no le dicen mentiras a la gente.

Pero la mentira más extravagante de la publicación del alcalde es la que se refiere a que los empleos de la ciudad son una especie de logro que se debe al trabajo de la alcaldía para que “Medellín sea el lugar más fácil para emprender”.

Según el DANE, los micronegocios son “unidades económicas cuyas tareas se desarrollan en la vivienda o fuera de ella y que cuentan con hasta 10 personas ocupadas incluyendo el propietario”.

Teniendo en cuenta que esta clase de actividades se encuentran por fuera de los registros de Cámara de Comercio en alrededor del 80%, un micronegocio no es más que lo que conocemos como “rebusque”.

Del total de los denominados “micronegocios”, de acuerdo con el DANE, cerca del 90% son trabajos por cuenta propia que no emplean formalmente a ninguna persona.

Podría decirse, sin exageración alguna, que en esas cifras se están incluyendo desde vendedores ambulantes, pasando por modelos webcam hasta conductores de mototaxi.

El hecho de que Medellín sea la ciudad en la que más micronegocios se han creado durante 2020, lo único que indica es que cada día se está empobreciendo a través de la informalidad más que las otras ciudades.

Cuando nos dice entonces que la alcaldía ha “recuperado” 4 empleos de cada 5 que se perdieron por la pandemia, realmente lo que eso significa es que el 80% de los que han perdido su trabajo formal ahora están empujando carretillas en la calle o trabajando para “Rappi”, mientras del otro 20% no sabemos nada.

Pueden llamarle “emprendimiento” a la supervivencia económica sin seguridad social, pueden, inclusive, decir que una persona que se ha tenido que precarizar por cuenta de la destrucción del empleo tiene algo que agradecerle al alcalde.

Pero lo que no puede aceptarse es que nos digan que el paso del empleo formal hacia la economía del rebusque se trata de una especie de logro de la ciudad que se debe aplaudir como un avance hacia el futuro porque con toda seguridad que nadie quiere esa proyección para Medellín.

Si con la mentira de la supuesta creación del espacio público con obras de remodelación adelantadas por otra administración nos vendieron humo, con la mentira de la recuperación del empleo están vendiendo es un incendio.

Artículo anterior
Artículo siguiente
LUIS MAURICIO URQUIJO TEJADA
Abogado penalista, docente universitario y conferencista en temas relacionados con la criminología.