martes, junio 18, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

LOS ARGUMENTOS DE CHATET

Desde la virtualidad, Miguel Alejandro Calderón Chatet explicó los cuestionamientos hechos después de que el alcalde Quintero presentara su nombre para gerenciar Empresas Públicas de Medellín.

Calderón Chatet dijo que es economista de una universidad francesa con maestría de dos años cursada, interrumpida por falta de presupuesto, pero terminada en el mismo país.

Sobre sus presuntas implicaciones con empresas offshore en panamá, Alejandro Calderón dijo que no tiene relación alguna con ninguna de esas empresas que hacen parte de paraísos fiscales.

Además, añadió que las empresas con las que ha tenido relación, e incluso, las que ayudó a crear, no han tenido relación con los “PANAMÁ PAPERS”.

Sostuvo también que desde noviembre de 2020 ha demostrado con creces los resultados desde la vicepresidencia financiera que presidió en la compañía.

Así mismo, Miguel Alejandro Calderón Chatet sostuvo que no existe impedimento algún, además, de que tiene todas las pruebas y soportes para ejercer como gerente general de EPM.

El nuevo gerente Alejandro Calderón se refirió también a la necesidad de la puesta en marcha del proyecto Hidroituango que generará un 17% de la energía para todo el país, y de Afinia, que garantizará la energía para el caribe colombiano.

Sobre su relación con la inversora C&C Gold aclaró que constituyó esa empresa como representante legal, pero insistió que desde hace un par de años trasfirió su representación lo que no configura conflicto de intereses para estar en el cargo como gerente de EPM.

En la rueda de prensa preguntamos:

-Gerente: ¿qué apreciación tiene sobre gerenciar una empresa paisa, que ha sido gerenciada por paisas, y que hoy, por su designación tiene mucho más dividida al gobierno de Daniel Quintero y el establecimiento empresarial, qué le diría a los empresarios antioqueños?… (ni hicieron la pregunta).

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.