DE MEDIO PELO

DE MEDIO PELO

Censurar la prensa, deberían saber Lina García, Juan Ramón Jiménez, Carlos Romero y Lucas Cañas, es atentar contra el Artículo 20 de la Constitución, carta que ellos mismos dicen tanto defender…

A muchos, entre ellos yo, nos gustaría saber cuál es la postura de El Club de la Prensa con lo ocurrido en el Concejo de Medellín en donde el periodista y redactor del Área Metro del periódico El Colombiano, Miguel Osorio Montoya, fue hostigado por algunos cabildantes que hace parte de la coalición de gobierno que apoya al alcalde Quintero.

El miércoles 30 de noviembre la prensa local estuvo atenta a la excitante elección de los nuevos integrantes de la Mesa Directiva del Concejo para el 2023 debido a que la puja entre los unos y los otros estaba bastante pareja por lo que cualquier cosa se podría presentar.

En el tira y afloje entre concejales de oposición y gobiernistas no faltó sino bala y machete como se ve ahora en las conciliaciones civilizadas por colisiones de automotores que no cuentan con agente de tránsito en todo país.

Lea: OPOSICIÓN SIN PODER

De ese bochinche en el Concejo, el reportero Miguel Osorio quien labora en el periódico de La Ayurá no fue la excepción, estuvo haciendo su trabajo…

La denuncia que el mismo periódico revela, señala a los concejales Lina García, Juan Ramón Jiménez y Carlos Mario Romero quienes al darse cuenta de que el periodista tenía su grabadora encendida lo hostigaron con demandas en su contra bajo el argumento que era un infiltrado, todo un espía, y, que, además, supuestamente tenía enigmáticos datos que podrían desatar una guerra e inclusive peor de la Ucrania y Rusia. Qué paranoia tan tenaz la de estos jóvenes políticos de pueblo…

No solamente, según la denuncia, fueron Lina García, Juan Ramón Jiménez y Carlos Romero los implicados, sino que también el presidente Lucas Cañas fue quien ordenó a la policía “incautar” la grabadora del reportero a quien además, amenazaron con borrar los archivos de su herramienta de trabajo.

Concejales de medio pelo son quienes reaccionan de esa manera contra un periodista indefenso que presumo serio de un medio serio, por diferencias políticas y peleas de gallo entre Quintero y esa casa periodística que son otra discusión que no viene al caso…

Lea: POR CONFLICTO DE INTERESES

Mi Sensei Eric Arthur Blair conocido como George Orwell dijo que: “periodismo es publicar algo que molesta a alguien, todo lo demás son relaciones públicas”, definición que comparto plenamente, y en ese sentido, se hace reprochable la contradictoria y censuradora actitud de esos godos, retrógrados concejales de la ciudad.

Censurar la prensa, intimidar un periodista deberían saber Lina García, Juan Ramón Jiménez, Carlos Romero y Lucas Cañas, es atentar contra el Artículo 20 de la Constitución política colombiana, carta que ellos mismos recitan tanto defender.

“Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura”.

¿Qué estarían hablando esos corporados a quienes les dio miedo que se filtrara, es la pregunta que deberá estarse haciendo la opinión pública? ¿Miedo de un periodista? ¿Son tan básicos y “poquitos” de mente, como diría mi difunta tía Tere, que una rencilla entre alcalde y El Colombiano también asusta en el Concejo? (que ingenuidad tan HP)…

Por ese hecho tan doméstico, pero diciente, es que surge la necesidad de denunciar actitudes tan reprochables bajo cualquier punto de vista, además de la obligación de recomendar a El Club de la Prensa, que deje de ser una mera entidad decorativa para que, por lo menos, tome, además, posturas serias, sobre este oficio o profesión que desde el establecimiento y algunos integrantes de la institución se quieren pasar por la galleta…

Escuche: EMPRESARIO A LA ALCALDÍA

 47,609 total views,  4 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *