jueves, febrero 22, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CASA POR CÁRCEL

«Acatamos las decisiones de la justicia. Con serenidad seguiré defendiendo mi buen nombre y la gestión que con transparencia he realizado en la Secretaría de Educación de Medellín»: Agudelo.

Lea: ¿TERCERA FUERZA?

La Juez 39 Penal de Medellín con función de control de garantías determinó la medida de aseguramiento con prisión domiciliaria para secretaria de Educación de Medellín, Alexandra Agudelo y a la exdirectora técnica y asesora de la Secretaría de Inclusión Social Lina María Gil durante el proceso en contra por presuntas irregularidades en dos contratos de Buen Comienzo y alimentación escolar en año 2020.

El exrepresentante legal de Colombia Avanza, Henry Paulison Gómez contó con mejor suerte, fue dejado en libertad debido a que renunció a su cargo la semana anterior.

La Fiscalía les imputó a los procesados los delitos de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación y peculado por apropiación en la modalidad de tentativa.

De acuerdo con la Fiscalía, los sobrecostos ascenderían a los $2.000 millones de pesos, entre los dos contratos firmados con la empresa Colombia Avanza.

La defensa de las dos mujeres imputadas informaron que apelarán la decisión tomada por la jueza.

Por su parte, la Fiscalía presentó el recurso de apelación sobre la decisión tomada por la jueza, para que también haya medida privativa de la libertad sobre Henry Paulison Gómez.

Minutos después de conocerse la decisión del juzgado, la suspendida secretaria de Educación opinó en sus redes sociales sobre dicha medida.

Lea: DE HUEVITOS A BUÑUELITOS

Así mismo, el alcalde Quintero se pronunció sobre la situación:

El abogado defensor de la suspendida secretaria Santiago Trespalacios dijo también en su red social:

Lea: DESPUÉS DEL CONCLAVE

LA AUDIENCIA

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.