martes, junio 18, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

KARMA POLÍTICO

La imputación de cargos por parte de la fiscalía general de la Nación contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez ha sido uno de los eventos judiciales más importantes en la historia reciente del país en lo que se ve involucrado un expresidente de la República, luego del proceso 8.000 que salpicó al expresidente Ernesto Samper.

El 4 de agosto de 2020, la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención domiciliaria del expresidente mientras se llevaba a cabo una investigación en su contra por los delitos de fraude procesal y soborno a testigos. La decisión fue tomada después de que la Corte encontrara pruebas suficientes para sospechar que Uribe había intentado presuntamente manipular a testigos para que declararan a su favor en un caso que involucraba a un senador de la oposición.

El caso en cuestión se remonta a 2012, cuando Uribe acusó al senador Iván Cepeda de tener vínculos con grupos paramilitares y presentó pruebas falsas contra él. Cepeda denunció a Uribe por manipulación de testigos, y después de una larga investigación, la Corte Suprema decidió abrir una investigación formal contra el expresidente.

La decisión de imputar cargos contra el expresidente Uribe ha sido muy controvertida en nuestro país, ya que este es considerado uno de los políticos más influyentes en las últimas 3 décadas, y aunque fue concejal y alcalde de Medellín, fue en su paso por la Gobernación de Antioquia en el periodo 1995 – 1997 donde se consolidó como una figura Nacional por su accionar contra grupos armados quienes tenían sitiados la mayoría de los municipios del Departamento.

Este accionar en contra de los grupos armados se consolidó luego como la llamada política de seguridad democrática durante sus dos periodos presidenciales. De ahí que sus partidarios lo ven como un líder fuerte y decidido que luchó valientemente contra los grupos armados ilegales durante su presidencia, mientras que sus detractores lo acusan de violaciones graves a los derechos humanos y corrupción.

El caso contra Uribe ha generado una gran atención internacional debido a su importancia política para Colombia y su impacto en la lucha contra la corrupción en América Latina donde varios expresidentes han sido condenados por diferentes delitos y otros se encuentran asilados en otros países. Muchos han elogiado a la Corte Suprema de Justicia por su valentía al enfrentar a uno de los políticos más poderosos del país, mientras que otros han criticado la decisión por considerarla motivada políticamente.

Si se analizara según la religión budista y en el hinduismo, podría decirse que al expresidente Uribe le empieza la fuerza dinámica del karma a expresarse, ya que la jueza 41 Penal de Conocimiento de Bogotá, recientemente determinara que el proceso contra Álvaro Uribe no puede archivarse.