viernes, junio 14, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

LA CABEZA DEL INQUISIDOR

El mundillo político se movió este viernes tras conocerse la lista definitiva de los candidatos que aspirarán al concejo de Medellín por el uribismo con la sorpresa que a González le mocharon la cabeza para reemplazarlo por Mauricio Guillermo Vieira.

Escuche LINA CON CARÁCTER

Dos comentarios han hecho desde que se conoció la decapitada del inquisidor del Tribunal del Santo Oficio, su Eminencia, Reverendísima, Señor, Don Julio González y Villa, una, que está soñando con lanzarse a la Cámara, y, la otra, que probablemente instaure una Acción de Tutela contra Centro Democrático por haberlo linchado de la lista al cabildo municipal, aduciendo la violación del Artículo 40 de la Constitucional Nacional que consagra:

“El derecho fundamental a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político, y establece, entre otras cosas, que por regla general todas las personas tienen derecho a elegir y ser elegidas”.

Lea: TORRES INSCRIBIÓ SU CANDIDATURA

Lo cierto es que el mundillo político se movió este viernes en la noche tras conocerse la lista definitiva de los candidatos que aspirarán al concejo de Medellín por el uribismo con la sorpresa que a González le mocharon la cabeza del reglón siete para reemplazarlo por Mauricio Guillermo Vieira.

Lea: NO MÁS GOTA A GOTA

Y es que no era para menos que a punta de sombrillazos sacaran a González por la puerta de atrás. Julio González es uno de esos tipos que confunde el tener carácter con el mal carácter y la grosería.

Las muchachas maltratadas, quienes instauraron las denuncias ante el partido y la Procuraduría que hicieron parte en el pasado del grupo de trabajo de este neardental, estaban “furibundas” debido a que ni Centro Democrático ni el Ministerio Público se habían movido con respecto a la investigación por acoso laboral.

El pasado mes de abril, algunas de la mujeres renunciaron al equipo del concejal Julio González, según ellas, porque el concejal las maltrataba de manera verbal, además que las acosaba laboralmente.

Desde ese mismo mes, nos pusimos en la tarea de buscar testimonios de las chicas que se sintieron incómodas y agredidas por el paleolítico y vetusto político, convencido de la vieja fórmula que indica que “la letra con sangre entra”.

TESTIMONIO UNO

TESTIMONIO DOS




TESTIMONIO TRES

Otra de las denuncias que pudimos conocer tiene que ver con un funcionario del concejo de Medellín, a quien le tocó aguantarse del “inquisidor” el maltrato, la extralimitación de exigencias y hasta bien “cagado de la perra” pa’ llevarlo a su finca…

Sí un ciudadano preocupado denunciara ante el Consejo Superior de la Judicatura, la manera en que González utiliza y pasa por encima del “Derecho” y las normas para sacar provecho para sus propios intereses, con seguridad, ya tendría en riesgo la permanencia de su tarjeta profesional.

La grosería de González es de tal proporción que en una de las anteriores sesiones del Concejo se atrevió a calificar a los periodistas de la ciudad de corrompidos por gestionar ante el establecimiento contratos de comercialización para la financiación de sus medios…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.