miércoles, abril 24, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

SOLEDAD DE UN PERIODISTA

jem1El caso del periodista Juan Esteban Mejía es más común de lo que parece. Un buen periodista termina sin el respaldo del medio de comunicación para el que trabaja y con más de una denuncia en su contra así tenga las pruebas suficientes para demostrar la verdad.

Después de denunciar a Carlos Ramos Corena por ser supuestamente responsable de la muerte de una de sus pacientes, hasta ese momento, y otras con complicaciones de salud, el 18 de abril de 2012, el apoderado del médico general, puso una querella en la Fiscalía por injuria, no por calumnia. En el alegato el abogado argumentó que sí tenía título de médico, en respuesta a la versión editada que publicó la Revista Semana.

Dos años después, el 17 de abril de 2015 varios integrantes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI buscaron a Mejía en la universidad donde labora como docente y lo citaron a una diligencia de arraigo y fue en ese momento en el que se enteró de que el caso lo estaba llevando la Fiscal 197 Margie Bustamante Serrato ante los jueces municipales de Bogotá. Como el caso estaba en la capital, se dio el respectivo poder a una abogada de la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, para que consultara lo que estaba pasando.

Hace mes y medio, el 12 de mayo la Fiscal Margie Bustamante Serrato le envió un oficio a la FLIP informando que el periodista Juan Esteban Mejía estaba indiciado por el presunto delito de injuria y que tenía audiencia de imputación el martes 16 de junio. El periodista, quien trabajó por varios años en la Revista Semana, informó sobre lo sucedido pero nunca recibió ni respuesta, ni apoyo, pollo no estaba…

Hay que recordar que en el mes de julio del año pasado Carlos Ramos Corena viajó a Puerto Rico y captó cinco pacientes. Ellas viajaron a Medellín, se operaron y una de ellas, Nancy Santana, murió después de la cirugía. Esta paciente había sido valorada por cirujanos plásticos que le advirtieron que no era apta para someterse a una operación.

Hace un mes, el 18 de mayo de este año el Secretario del Departamento de Justicia de Puerto Rico radicó cinco cargos contra Ramos Corena. Ver documento

Además, las autoridades puertorriqueñas calificaron lo que hizo el médico como “una actitud criminal” y advirtieron que si no se presenta ante las autoridades de ese país, pueden pedirlo en extradición.

Lo cierto es que esta historia de bisturí todavía no tendrá fin. Mientras el periodista Juan Esteban Mejía atestigua ante las autoridades en Bogotá, el Concejal Bernardo Alejandro Guerra seguirá dando la pelea el jueves 18 de junio en el recinto de la corporación para demostrar que el médico Carlos Ramos Corena es un presunto total estafador…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.