jueves, abril 11, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

¿MEDELLÍN EFERVESCENTE?

El concejal del Movimiento “Creemos”, Daniel Carvalho Mejía, quien junto con su compañera de bancada Daniela Maturana tendrán que atestiguar el próximo lunes 2 de septiembre ante el Consejo Nacional Electoral, CNE, por presunta doble militancia, emitió un comunicado en el que argumenta su situación.

En el comunicado manifiesta: “Ante la presunta inhabilidad por doble militancia, me permito informar: que la decisión de lanzarme nuevamente al Concejo de Medellín obedece a la convicción profunda que tengo de continuar mi trabajo por una ciudad más sostenible, creativa y diversa”.

Y agrega: “Que ante la ausencia de vocación de permanencia del movimiento Creemos, que no cuenta con ningún candidato inscrito para las próximas elecciones territoriales en Colombia, encontré en Todos Juntos una propuesta ideológica coherente y un movimiento político basado en la escucha al ciudadano, ambos principios con los que me identifico plenamente”.

Carvalho Mejía culmina manifestando: “Mi compromiso es seguir defendiendo la visión de ciudad que respaldaron mis electores: una Medellín efervescente en su aspecto cultural, consciente en su relación con el medio ambiente, inteligente y justa en su desarrollo económico, e incluyente en su forma de celebrar la enorme diversidad que la habita”.

Los argumentos del concejal Daniel Carvalho Mejía son absolutamente claros y entendibles, pero no tienen nada que ver con el tema en discusión.

El meollo es que así no haya candidatos inscritos en la actualidad por “Creemos” para la alcaldía y el concejo, Carvalho y Maturana ostentan cada uno de a curul por dicho Movimiento en el Cabildo Municipal que tiene vigencia hasta a las 12:00 de la noche del 31 de diciembre de 2019 y hacer campaña por “Todos Juntos” para sostener ambas sillas en la corporación tipifica posiblemente una doble militancia, dicen los juristas. Ver CAMPAÑA PERDIDA

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.