martes, mayo 28, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

GATOS Y PANTERAS

La encuesta revela que al 19,86% no le gusta ningún candidato a la Alcaldía de Medellín. De los encuestados el 15,35% no votaría por ninguno y el 4,51% lo haría en blanco.

Lea: DETRIMENTO EN PAE

El que diga, por el momento, tener claridad con respecto a la competencia electoral que se avecina por la Alcaldía de Medellín, o está cañando o de la actividad política electoral no sabe un jopo…

Con más de 30 ganosos, los integrantes de los partidos políticos están a manteles para perfilar nombres de aspirantes fuertes que quieren medírsele a las justas electoreras, siempre y cuando tengan conciencia que después de marzo tendrán que evaluar si sus proyectos se han fortalecido, porque de lo contrario, tendrán que pensar en posibles coaliciones.

¡Está claro! Los próximos alcalde y gobernador serán de coalición, no hay duda, por lo que se espera que, de tanto gato, salgan por lo menos cuatro panteras para la competición…

Las 500 encuestas hechas a mayores de 18 años en Medellín por la firma T&SE Encuestas, registrada ante el CNE y presidida por exregistrador Carlos Ariel Sánchez y el jurisconsulto Alfonso Portela, se realizaron entre el 23 y 27 de enero de la presente anualidad.

La muestra, aunque pequeña, revela que los desentendidos por la oferta de aspirantes alcanza el 19,86%. De los encuestados 15,35% dijo que no votaría por ninguno y el 4,51% lo haría en blanco.

Escuche: OTRO ALFIL DE QUINTERO

Así las cosas, el 26,86% de personas consultadas tendría la intención de votar por Rodolfo Correa seguido por el godito Lucas Cañas que tuvo el 14,90%.

A el profe Gilberto Tobón le alcanzó hasta 6,32%, mientras que el excomisionado de paz Juan Camilo Restrepo logró 5,87%.

El exalcalde y exgobernador Luis Pérez llegó 4,06%, poquito, diría yo, si se tiene en cuenta que lleva más de 30 años haciendo política, pero el tropezón y los desaciertos durante la pasada campaña presidencial le pasaron factura.

Los que vienen en tumultera, todo por hacer, la campaña todavía no empieza de manera frontal.

El lote, como dirían los ciclistas, está compuesto por Alfredo Ramos Maya con 3,39% quien se encuentra por encima de María Paulina Aguinaga, Liliana Rendón y el quinterista Juan Carlos Upegui que obtuvieron el 2,71%.

Van en la cola el “urifiquista” Simón Molina con un 2,48% seguido por otros quinteristas Andree Uribe 2,26% y Albert “Keratino” 2,03%.

El exgerente de EPM Jorge Londoño de quien no se sabe si vive aún, llegó al 1,58% delante del duquista exembajador de Colombia en Canadá Federico Hoyos a quien se le congelaron los “güevos” con el 1,35%

Sobre el exdirector general del SENA, Carlos Mario Estrada quien sin mover un dedo obtuvo 0,90% supimos que regresó al Medellín la semana anterior con el fin de empezar a armar el cuartel para decidir cómo actuará en la jornada electoral de este 2023.

Entre los partidos de mayor interés para los medellinenses se encuentran Centro Democrático con 21,22%; el Conservador 18,8%, Pacto Histórico 10,61%, Liberal 3,61% y la Alianza Verde 2,93%. Mira, Cambio Radical, Polo, la U, Verde Oxígeno y Colombia Justa Libres estuvieron por debajo del 1%.

Por su parte, la competencia para la gobernación de Antioquia que busca el reemplazo de Aníbal Gaviria está interesante, puesto que a diferencia de la Alcaldía de Medellín “no hay que recuperarla” como dicen los políticos que hacen parte del establecimiento empresarial antioqueño.

Por el momento, al igual que en Medellín, sólo hay intenciones de aspirar. Lo que se conoce hoy es que Luis Fernando Suárez renunció para tomar café por redes sociales analizando cualquier carajada, al igual que Esteban Restrepo quien por estos días anda de guía turístico por varios municipios de Antioquia produciendo fotografías en las que se le ve cogiendo café verde.

Los otros dos son Mauricio Tobón el del parche y Julián Bedoya el de la clase política, dos muchachos sin jefes, el primero con 200 mil sufragios que logró en octubre de 2019; y, el segundo, con una plataforma electoral que la envidia cualquier político de turno, máxime cuando de ese consorcio hace parte Carlos Andrés Trujillo, uno de los senadores conservadores más votados del país. Bedoya, no sólo tiene la mayoría de los godos en su tolda, sino también a Gustavo Petro y uno que otro matiz de diferentes partidos.

La diferencia entre gatos y panteras es que varios tienen jefe por lo que cargan la causa de otro, obedecen al patrón, difícil la sucesión, mientras que los otros van más libres y autónomos para sortear lo que se viene en la campaña electoral.

Escuche: DE REVOCADOR A ASPIRANTE

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.