sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

«EL ESTADO SOY YO»

En Colombia existe una división de poderes entre las diferentes ramas Legislativa, Ejecutiva y Judicial, así como órganos autónomos para el ejercicio de funciones específicas, por lo que, en este sentido, el presidente de Colombia no es el jefe de ninguno de estos funcionarios.

Las recientes declaraciones del presidente Petro contra del fiscal general Barbosa, en las que lo califica como su subalterno ponen en riesgo la estabilidad institucional del país. Una cosa es solicitar a la Fiscalía información de los avances en determinadas investigaciones, que cómo jefe de Estado es normal que las pueda solicitar, y otra muy diferente, proclamarse de manera autócrata como el jefe del fiscal general de la Nación.

El Artículo 115 de la Constitución bajo cualquier circunstancia no puede entenderse con base a ideas que han sido derrotadas por el constitucionalismo de que el jefe de Estado es el Estado, en pocas palabras «El Estado soy yo», actitud que contraría el ordenamiento jurídico, el Estado de Derecho y la vida democrática de la Nación. Desconocer o malinterpretar las bases de nuestro Estado de Derecho crea incertidumbre, fragmentación e inestabilidad institucional.

Independiente de la orilla política en la que nos encontremos, los colombianos debemos rechazar cualquier injerencia del ejecutivo en las decisiones que han de tomar las demás ramas del poder público, pese a que quienes sean críticos de las actuaciones de este gobierno no los bajen de “fachos”, pues la autocrítica es una virtud la cual carecen los seguidores del petrismo. Debemos oponernos a cualquier acto que desconozca el modelo de Estado.

La Corte Suprema de Justicia, donde incluso existen magistrados que en su momento han sido ternados por el Ejecutivo, sintiendo la majestad de su función y la seriedad jurídica de los argumentos que se exponen en esa sede, se plegaron a la lógica, y no a un sentimiento ideológico o partidista, hicieron un llamado al presidente Petro a la sensatez, respeto y cordura que deben prevalecer en el ámbito del principio de colaboración armónica que rige a los poderes públicos. Expresaron además que La Justicia es un poder público patrimonio de Colombia.

Presidente Petro, “todavía hay jueces en Berlín”.