sábado, mayo 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

MEDELLÍN PARTICIPÓ EN CONSEJOS COMUNALES

Con los comicios se eligieron 73 vacantes en los barrios Popular, Santa Cruz, Aranjuez, Castilla, Laureles-Estadio, La América, San Javier, Guayabal, Palmitas, Altavista, San Antonio de Prado y Santa Elena; que contaron con el acompañamiento del Ministerio Público.

Lea: CARGOS CONTRA EXALCALDE DE EL RETIRO

Gracias a la gestión que realizó la Personería Distrital de Medellín a través del Observatorio de Participación Ciudadana por solicitud de la comunidad, se logró que las elecciones de los Consejos Comunales y Corregimentales de Planeación y Presupuesto Participativo se realizaran de manera presencial en las diferentes comunas y corregimientos de la ciudad de la ciudad.

En total fueron 33 puestos de votación de los que 32 fueron físicos y uno itinerante que rodó por el corregimiento de Palmitas, todos supervisados por aproximadamente 100 jurados de votación.

Lea: CASO HIPOTÉTICO

Escuche: EL CÁLCULO DE LOS GODOS: TRUJILLO VS GÓMEZ

Durante la jornada se presentaron inconvenientes en la Comunas 2 en Santa Cruz, en la Comuna 4 en Aranjuez y en la Comuna 11 en Laureles y Estadio con los puestos de votación, debido a que al parecer algunos líderes que se acercaban a los sufragantes indicaban por la plancha que debían votar.

Con los comicios se eligieron 73 duplas representantes que estaban vacantes en los barrios Popular, Santa Cruz, Aranjuez, Castilla, Laureles-Estadio, La América, San Javier, Guayabal, Palmitas, Altavista, San Antonio de Prado y Santa Elena; que contaron con el acompañamiento del Ministerio Público con 30 profesionales en territorio.

Las funciones que desarrollarán estos representantes de los consejos comunales se encuentran plasmadas en el Decreto 0146 de 2022 en el que se específica la planeación de los recursos del presupuesto participativo de acuerdo al Plan de Desarrollo de cada comuna y corregimiento.

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.