jueves, abril 18, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

SAVIA SALUD INTERVENIDA

El pasivo de la EPS asciende a 793.233 millones de pesos de los que el 97% representa deudas con su red prestadora de servicios de salud, que evidencia el incumplimiento con el plan de pagos a la red de prestadores y proveedores de tecnologías en salud y recaudo efectivo de las cuentas por cobrar.

Escuche: “NO SOY EL DE ANÍBAL”: SUÁREZ

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó la toma de posesión inmediata de bienes, haberes y negocios, además de la intervención forzosa administrativa de la EPS SAVIA SALUD tras evidenciar graves y reiteradas fallas en la atención de sus 1.7 millones de usuarios y posibles manejos irregulares de los recursos públicos del sistema de salud.

La decisión se da luego de seis años en los que la EPS de predominio operación en 124 municipios de Antioquia, estuvo bajo medida de vigilancia especial por no cumplir con la totalidad de las órdenes establecidas por el ente de control para mejorar el desempeño de sus indicadores financieros, técnico científicos, administrativos y jurídicos.

Durante el seguimiento y la evaluación al funcionamiento de Savia Salud, con corte a marzo, se evidenció el aumento en quejas de usuarios de la EPS ante la Supersalud, relacionados principalmente con la falta de oportunidad en la asignación de consultas médicas especializadas, barreras en la entrega de medicamentos y dificultad para acceder a servicios de imagenología.

Entre enero de 2022 y marzo de 2023, Savia Salud registró más de 48 mil reclamaciones, de las que el 34% corresponden a suplicas de riesgo de vida. Así mismo, la EPS tuvo un incremento del 70% en tutelas si se compara el primer trimestre del 2022 con el mismo periodo del 2023, siendo el acceso a los servicios de salud la principal barrera de atención.

Lea: RESTREPO Y CORREA SUBEN

Igualmente, el informe de la Supersalud detalló un total de 3.857 tutelas contra la EPS de las que estas el 93% están relacionadas con la falta de oportunidad para la programación de consultas médicas especializadas, lo que implica la afectación del derecho a la salud de los afiliados.

Durante el seguimiento a la última prórroga de la medida especial, se identificó que la EPS no cumple con las metas, estándares e indicadores establecidos de cobertura y gestión del riesgo en salud para el programa ampliado de inmunizaciones, detección de cáncer cérvico uterino, de mama y detección de alteraciones durante el embarazo.

Para la Supersalud, la ejecución del modelo de trabajo de la EPS no ha logrado mejorar los indicadores de salud pues se evidencia el deterioro de los mismos, así como el riesgo de incrementos en el costo de los servicios por las fallas en las acciones especialmente en el primer nivel de atención, relacionadas con prevención y detección temprana de la enfermedad.

De otro lado y frente a las condiciones financieras y de solvencia, se estableció que la EPS incumple los indicadores de capital mínimo, patrimonio adecuado y reservas técnicas.

El pasivo de Savia Salud asciende a 793.233 millones de pesos de los que el 97% representa deudas con su red prestadora de servicios de salud, y, según la Supersalud, nuevamente se evidencia el incumplimiento de las órdenes financieras de la prórroga centradas en el plan de pagos a la red de prestadores y proveedores de tecnologías en salud y del recaudo efectivo de las cuentas por cobrar.

La Supersalud ordenó al agente especial interventor designado, Edwin Carlos Rodríguez Villamizar presentar un plan de trabajo en los siguientes 30 días que incluya estrategias necesarias que garanticen la continuidad y el mejoramiento cuanto antes de la prestación de los servicios de salud a la población afiliada en procura del respeto del derecho a la salud de estas personas y el funcionamiento de la EPS de acuerdo con la normatividad vigente en el sistema de salud.

Lea: ENCARGADO PARA BELLO

Lea: “UNA COALICIÓN TEMPORAL”

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.