martes, abril 23, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“LOS VOTO DURO”

En la cola se encuentra EL CARTEL DEL UNO% compuesto por unos bacanes soñadores a quienes se les metió que pueden ser alcalde y puede que lo sean, pero no en las elecciones de octubre.

Escuche: “UNA COSA PIENSAN LOS POLÍTICOS, OTRA LOS ANALISTAS”: TOBÓN

Varias son las encuestas que se han venido conociendo por estos días de agosto sobre la intención de voto para alcaldía de Medellín y gobernación de Antioquia, contratadas, unas por medios de comunicación capitalinos, otras realizadas por las mismas firmas de medición.

Hasta el momento, a unos dos meses larguitos para las elecciones territoriales en todo el país, podríamos decir que las tendencias se mantienen por lo que será un hecho extraordinario o la conformación de alguna posible coalición lo que mueva el tablero electoral.

Para la alcaldía de Medellín la tendencia se mantiene, Federico Gutiérrez lidera las mediciones llevándole hasta el doble de distancia porcentual del segundo en intención de voto, que ha sido, en la mayoría de encuestas Juan Carlos Upegui, el candidato del continuismo de la Administración de Quintero.

También en la mayoría de las métricas el porcentaje del Voto en Blanco y el No Sabe / No Responde sigue siendo alto por lo que se podría deducir que los candidatos y equipos de campaña pueden seguir buscando adeptos sin ninguna clase de problema.

En la competencia por la Alcaldía de Medellín de este año, el grupo más grande y homogéneo se encuentra compuesto por unos diez, doce candidatos, entre quienes la diferencia porcentual es mínima, pero, aunque se unieran, tampoco les alcanzaría para competir con Fico en la recta final de las elecciones.

Ya en la cola se encuentra EL CARTEL DEL UNO% compuesto por cuatro bacanes soñadores a quienes se les metió en la cabeza que pueden ser alcalde de la ciudad y puede que lo sean, pero en el futuro lejano, no en estas elecciones de octubre.

La gobernación de Antioquia tiene un panorama similar al de la Alcaldía, con un par de diferencias.

Luis Emilio lidera todas las mediciones hechas hasta el momento, pero el Voto en Blanco y el No Sabe / No Responde es mucho más alto que para la Alcaldía.

Sin embargo, Lucho Pérez le lleva una diferencia abismal al segundo en intención de voto, Luis Fernando Suárez que en algunas mediciones se acerca y en otras se aleja porcentualmente del exalcalde y exgobernador.

Ahora, Luis Fernando Suárez, el candidato del gobierno seccional y subalterno de Aníbal Gaviria, podría contar, adelantar, gestionar una posible alianza con el candidato Eugenio Prieto que cuenta con el apoyo del liberalismo de Envigado y uno que otro matiz de Centro Democrático, partido que avaló a Andrés Julián Rendón con quienes, desde el inicio de la temporada electoral, se ha hecho ojitos para alguna clase de acuerdo.

Lo interesante del panorama departamental es que quienes lideran la intención de voto por fuera de Luis Pérez, es decir Luis Fernando, Eugenio y Andrés Julián saben y entienden lo que les sube pierna arriba con respecto a la estrategia de los otros competidores: Juan Diego Gómez, Mauricio Tobón y Julián Bedoya en consorcio con el senador Trujillo.

Estos últimos, bastante “amiguitos”, cuentan con más tropa, presupuesto y máquina, logística indispensable, óigase bien, indispensable que no miden las aleatorias encuestas que sólo y generalmente muestrean el voto de opinión, por lo que uno sospecharía que los porcentajes de estos señores, los voto duro, deberán estar muy por encima de los resultados que arrojan y se publican en esta clase de mediciones, por la sencilla razón, que a la otra Antioquia, la que está por fuera de Medellín y el Valle de Aburrá y que aporta un poquito más del 40% del caudal electoral, apto para votar, casi nunca la tienen en cuenta para estos menesteres…

Lea: ANTIOQUIA CON MÁS CANDIDATOS INHABILITADOS

CIFRAS Y CONCEPTOS

Lea: ZULETA FINANCIA A SU MAMÁ

LOS MOSQUETEROS PARA LA WRADIO

Lea: “ILUSIONISTA” IRRESPETUOSO

GAUSS COLOMBIA

ALCALDÍA DE ITAGÜÍ


ALCALDÍA DE BELLO

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.