miércoles, febrero 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“ILUSIONISTA” IRRESPETUOSO

González Villa se dirigía a ellas con tratos degradantes y tono agresivo con expresiones como “brutas», «lo que ustedes hacen es basura», «estúpidas», «si no sirven, se largan» y «pídanme perdón de rodillas porque se equivocaron».

Lea: “PUTAS DE HAMBURGO”

Cuando el 20 de abril de la presente anualidad, este portal denunció los supuestos maltratos y acoso laboral del concejal de Medellín, hoy sin partido, Julio Enrique González Villa contra algunas mujeres que integraron su unidad de apoyo, el neardental político entró en cólera y calificó al “escribano” director de este medio, de chismoso y reportero de medio pelo, al que no se le debe parar bolas. ¡Hay un Dios que todo lo ve!…

Escuche: “NO TENGO NADA PERSONAL CONTRA NADIE”: PRIETO

Lea: TENDENCIA EN LA INTENCIÓN…

Mi trabajo, nunca lo tomo personal contra alguien, por el contrario, acepto, me excita, lo que me provoca un orgasmo mental es buscar, encontrar, las verdaderas intenciones que existen detrás de un “ilusionista” irrespetuoso como Julio González.

Por maltrato verbal, sicológico y posibles actos de constreñimiento a seis extrabajadoras de su unidad de apoyo, la Procuraduría General de la Nación abrió investigación contra el “Inquisidor”.

El Ministerio Público investiga si las contratistas sufrieron maltratos mencionados por González Villa, pues según la denuncia interpuesta por el abogado de las acosadas, Juan Marulanda, les infundía miedo, intimidación, terror y angustia, hechos que a su juicio “configuran una violencia basada en género”.

En la queja se afirma que, de manera constante y reiterada, González Villa se dirigía a ellas con tratos degradantes y en tono agresivo, usando expresiones como “brutas», «lo que ustedes hacen es basura», «estúpidas», «si no sirven, se largan» y «pídanme perdón de rodillas porque se equivocaron», entre otras, que para el apoderado de las quejosas “resultan evidentemente discriminatorias y basadas en estereotipos de género”.

Entre muchos otros comportamientos violentos, agresivos y sistemáticos como tirar la puerta, golpear los escritorios, arrugar y tirar los informes que le entregaban para las sesiones plenarias, manotear, e incluso, levantar la mano, el defensor de las muchachas aseveró que el cabildante obligaba a los contratistas de su unidad de apoyo a cumplir horarios extenuantes, además, de asistir a reuniones políticas.

En la queja radicada ante el Ministerio Público, se menciona que a las denunciantes se les prohibía constantemente, hablar o sostener amistad con miembros de otra unidad de apoyo, se les obligaba a asistir a marchas políticas, a hacer acompañamiento jurídico a los casos de la oficina personal de González y cumplir órdenes estrictas de sus hijas.

La personalidad, no; mejor: el instinto salvaje de este orangután es de tal proporción que a punta de intimidaciones pretendió que el que fuera su partido avalara nuevamente su candidatura al concejo de Medellín bajo presiones advirtiendo que sería capaz de volver a explotar la bomba atómica si no se lo daban.

Escuche: “NO PODEMOS VOLVER AL PASADO”: UPEGUI

El Comité de Ética Nacional de Centro Democrático, le hizo esguince a la denuncia contra Don Julio, (perdón, el único que me gusta es el tequila), y tuvo que ser la directora del uribismo quien le quitara el aval, hecho que generó que González Villa con el rabo apuntando al suelo renunciara a esa colectividad.

Ahora desahuciado, como alma sin pena, Julio González, se metió al recién resucitado partido Salvación Nacional, una colectividad de medio pelo en el que logró avalar la candidatura de una de sus hijas a la corporación municipal.

ARTICULO RELACIONADO

LAS BRUJAS DEL INQUISIDOR

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.