viernes, mayo 17, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CORREDOR SE SUMÓ A LA CAMPAÑA DE BEDOYA

“Estas son las verdaderas encuestas, miles de personas que por su decisión nos quieren acompañar para devolverle el brillo a Antioquia”.

Lea: ALIANZA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Con el Pabellón Amarillo de Plaza Mayor repleto de gente, el candidato a la alcaldía de Medellín, Albert Corredor, anunció su respaldo a la candidatura de Julián Bedoya a la Gobernación de Antioquia.

Bedoya Pulgarín destacó la importancia de la alianza:

“Estas son las verdaderas encuestas, miles de personas que por su decisión, amor y cariño nos quieren acompañar en este propósito de devolverle el brillo y el esplendor a Antioquia. Necesitamos crecer y multiplicarnos en Medellín, el área metropolitana y en el resto del departamento de Antioquia”.

Lea: CUARTAS EN JEFATURA DE CAMPAÑA DE ALDER CRUZ

Bedoya fue claro en la necesidad de un trabajo mancomunado y la suma de diferentes expresiones políticas para lograr una Antioquia renovada.

Así mismo, Albert Corredor expresó su confianza en Julián Bedoya como el líder que Antioquia necesita:

“Julián Bedoya hoy representa lo que nosotros queremos para Antioquia, trabajar por la gente sin peleas, sin estar en contra de nadie. Es un hombre con determinación y con el que hemos decidido unir fuerzas por el bienestar de nuestra región”.

El respaldo de distintas bases políticas, desde conservadoras, liberales, verdes, de cambio radical, ASI entre otros partidos y movimientos, demostró que la propuesta de Julián Bedoya trasciende las barreras partidistas.

Es una señal clara de que su visión para Antioquia es inclusiva y busca integrar las diferentes perspectivas y necesidades de la población. Su propuesta no busca dividir, sino unir; no busca enfrentar, sino conciliar.

Lea: EL PROPÓSITO DE TORRES

Lea: GUTIÉRREZ, FAVORITO EN LA ESTRELLA

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.