viernes, abril 19, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

MUCHO TÓXICO

Cuatro pupilos de Uribe, incluida Aguinaga se declararon en desobediencia, se dieron cuenta que es mejor pensar por cuenta propia que continuar al interior del fundamentalismo religioso de una colectividad.

Escuche: CUMBRE, NO TANTO

El año pasado en el mes de junio, la concejala de Medellín, María Paulina Aguinaga Lezcano quien estaba matriculada con sangre en Centro Democrático, renunció a su curul bajo el argumento que “es mejor tener principios, que partido”, frase con la que reveló las presiones al interior del uribismo debido a las circunstancias políticas del momento.

Cuatro de los pupilos de Uribe, incluida la aspirante a la alcaldía de Medellín se declararon, diría yo, en desobediencia, porque entre otros aspectos, se dieron cuenta que es mejor pensar por cuenta propia y asumir más riesgos, que continuar al interior del fundamentalismo religioso de una colectividad que asume una buena cuota de desgaste ante la opinión pública por falta de renovación.

En pleno año electoral, la economista y conocedora de los pormenores de Empresas Públicas de Medellín, EPM, Aguinaga Lezcano anunció su decisión de apostarle a una aspiración a la alcaldía distrital.

Hablamos con ella para conocer cuál es la estrategia que está diseñando para lograr que Medellín tenga la primera mujer alcaldesa en la historia de la ciudad. Si no puedes escuchar el podcast ingresa AQUÍ

TEMAS:

  • En qué anda María Paulina.
  • Entre mamá y niñera.
  • La renuncia al CD.
  • Consiguiendo votos.
  • EPM y los negocios del extranjero.
  • Los tóxicos uribistas.
  • Los negocios de la secretaría de movilidad.
  • Algunos uribistas me apoyan.

Lea: POR FALTA INVESTIGAN EXALCALDE Y EXCONCEJALES DE JERICÓ

Si no puedes escuchar el podcast ingresa AQUÍ

Lea: INVESTIGAN A EJÉRCITO Y LA POLICÍA

APARTE DE LA RENUNCIA AL CONCEJO DE MEDELLÍN DE AGUINAGA LEZCANO

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.