sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“NADA CON LA LÍNEA ROJA”

Lea: FICO SE DISPARA Y EL CLUB SE MANTIENE

En puntodevistardb.com el invitado es el candidato al concejo de Medellín por el partido Creemos, Alejandro de Bedout Arango.

Durante la conversación que sostuvimos con este abogado de treinta y punta de años hubo dos noticias interesantes, una de ellas podría mover el tablero en la campaña a la gobernación de Antioquia, y, la otra, evidencia que, aunque existan diferencias también se puede reconocer lo bueno del otro, del contradictor.

Lo que posiblemente moverá el tablero tiene que ver con que el candidato a la alcaldía, Federico Gutiérrez, quien en una rueda de prensa en el Dann manifestó que no le interesaba tener ningún acercamiento con el candidato a la Gobernación gavirista, Luis Fernando Suárez, ya cambio de opinión.

Según Alejandro de Bedout las asperezas entre Fico y la gente de Aníbal Gaviria se pueden limar para llegar a una buena alianza en la recta final de las elecciones.

Lo que es claro, es que a los “fiquistas”, no les interesa ninguna clase de relación con “La Línea Roja”, frase que utilizó para referirse a los también candidatos seccionales Luis Pérez, Julián Bedoya y Esteban Restrepo.

Lo otro, fue que Bedout Arango, reconoció que todo lo del saliente alcalde Quintero no es malo. Dijo que el programa “Los Escuchaderos” que hay en diferentes sectores de la ciudad, estrategia de acompañamiento para mejorar la salud mental de la ciudadanía, son una buena iniciativa que hay que continuar.

Lea: CORTE RECONOCIÓ DESCONEXIÓN PARA TRABAJADORES

TEMAS:

• La campaña.
• La primera quemada con Creemos
• Carvalho y Maturana.
• El nuevo partido.
• Secretario de la juventud.
• Director del banco de las oportunidades.
• Los Escuchaderos de Quintero.
• Cero líneas rojas.
• Con Luis Fernando Suárez se pueden limas asperezas.

Lea: MEDELLÍN INTERNACIONAL

Lea: SALUD MENTAL, RETO POR MEJORAR EN ANTIOQUIA

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.