miércoles, febrero 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

GÓMEZ Y TOBÓN, JUNTOS

Ambos candidatos ratificaron su respaldo la candidatura de Federico Gutiérrez a la Alcaldía de Medellín, sabiendo que es la mejor opción para retomar en rumbo de una ciudad.

Lea: “LOS SUICIDIOS NO SON JUEGO”: MACIAS

Los candidatos a la Gobernación de Antioquia por el Partido Conservador, Juan Diego Gómez y Mauricio Tobón por el movimiento “El Parche”, confirmaron la alianza con el fin de elegir a uno de los dos para continuar la carrera por el gobierno seccional.

Con la intermediación de Jorge Enrique Vélez y Óscar Álvarez, quienes fungirán como garantes de la alianza, se construirá en los próximos días un acuerdo programático que determinará a través del consenso, quien será el elegido para liderar la recuperación del orgullo antioqueño a partir del próximo primero de enero.

Lea: FICO FORTALECE A ANDRÉS

Ambos candidatos, ratificaron nuevamente, que respaldan la candidatura de Federico Gutiérrez a la Alcaldía de Medellín, sabiendo que es la mejor opción para retomar en rumbo de una ciudad que hoy se encuentra sumida en el caos, el desorden, la polarización y la improvisación.

Lea: “RISAS” VA CON “TOLA” EN RIONEGRO

Esta alianza, surtirá a partir de la fecha, una serie de reuniones que permitirán construir un plan de gobierno en conjunto y elegir el próximo 21 de septiembre, el nombre del candidato que aspirará a la Gobernación de Antioquia con el apoyo del otro.

Igualmente, es importante destacar, que, según las intenciones de ambos candidatos, la prioridad es construir un consenso en favor de todos los antioqueños, teniendo claro que el objetivo primordial de esta alianza, es proteger a nuestro departamento y trabajar en llave por el mejoramiento de calidad de vida de todos los antioqueños.

Lea: CONTINUIDAD EN ITAGÜÍ

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.