jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

QUINTERO NO, HURTADO SÍ

La Tutela la instauró en marzo por la representante de una ciudadana y siete personas de su grupo familiar, quienes debieron salir de su vivienda por alto riesgo de deslizamiento.

Lea: «IRRESPETO»: GAVIRIA

Aunque el fallo judicial proferido por el Juzgado 28 penal municipal con función de control de garantías resolvió sancionar a Quintero Calle en calidad de alcalde de Medellín con 3 días de arresto y multa de 5 salarios mínimos mensuales vigentes por incumplir con un fallo de tutela, el exalcalde no tendría que cumplir el fallo.

Pese a que el fallo fue proferido el 29 de septiembre cuando Quintero todavía era alcalde, su renuncia al cargo el 30 de del mismo mes cambia por completo la situación que dejó a Quintero con la tranquilidad de no tener que cumplir ni el arresto ni el pago de la multa.

Jurisconsultos en Derecho Penal explicaron que la tutela instaurada contra de la Alcaldía de Medellín y es el representante legal de turno a quien cobija el fallo.

Lea: RAÚL, RECARGADO

En ese sentido, es el actual secretario de Hacienda y alcalde encargado Oscar Hurtado quien deberá responder por el desacato de la acción.

La Acción de Tutela la instauró en marzo de este año por la representante de una ciudadana y siete personas de su grupo familiar, quienes debieron salir de su vivienda por alto riesgo de deslizamiento.

La tutela indicaba que dicha familia se debía reubicar temporalmente en una vivienda hasta tanto puedan volver a su lugar de residencia una vez se encuentre en buenas condiciones.

La reubicación tendría que darse en un plazo no mayor a cinco días hábiles, lo que no pasó y a la señora sólo le respondieron con una propuesta de arriendo temporal por $550.000 que no fue aceptada.

Lea: EL “GRAN ACUERDO” DE TORRES

Lea: TOMA Y DAME

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.