miércoles, julio 24, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

LAS MENTIRAS DE QUINTERO

El gobierno de Quintero hizo como cuando se compra una casa y nunca se le hace mantenimiento, le deja caer el techo y dañar la tubería, para luego, en 4 años decidir hacer un crédito con el fin de arreglarla, pero se da cuenta que sale más caro repararla que comprar una nueva.

Lea: RAMOS INOCENTE, OTROS BUSCANDO PUESTO

El exalcalde Quintero continúa ripostando por redes sociales las anomalías que, al parecer, el equipo de empalme del alcalde electo de Medellín Federico Gutiérrez ha encontrado en las diferentes secretarías y entes descentralizados de la Administración Distrital.

Antes de la noche de las velitas de la Virgen, el jefe máximo del “Pinturismo” hizo un X que generó que los integrantes del nuevo gobierno salieran la paso contra los argumentos del próximo candidato a la presidencia de Colombia.

Lea: LAS CUENTAS DE CARRASQUILLA

Lea: EL PRIMO BOBO

LA MENTIRA N°1

“Que alguien le diga al muy competente equipo de empalme del señor Federico Gutiérrez que las vigencias futuras no son un déficit, y mucho menos un desfalco, sino compromisos aprobados en el Concejo para construir el metro de la 80, mejorar colegios y sedes de Metrosalud. (¿Qué tal que yo hubiera dicho que las vigencias futuras del túnel del Toyo eran un desfalco)”

Uno de los líderes del empalme de Fico sostuvo que la verdad es que las Vigencias Futuras no son una fuente de financiación, por el contrario, son una operación de gasto que permite adquirir obligaciones de pago en forma anticipada. En palabras simples, es dejar a las futuras administraciones la responsabilidad de pagar unas inversiones cuando estamos hablando de financiar proyectos de infraestructura.

El caso, explicó, es que no es lo mismo una inversión en nuevas instituciones educativas y hospitales que sí son proyectos de infraestructura que dejar deteriorar al máximo las escuelas y hospitales actuales para luego incurrir en costos mayores de mantenimiento y adecuación y llevar estos ítems como un gasto de inversión con vigencias futuras.

Daniel Quintero dejó cero obras concluidas luego de 15 meses de ser aprobadas por el Concejo dichas vigencias futuras para infraestructura educativa por un valor de $319.000 millones de pesos. Igualmente, de las 216 sedes que debían ser intervenidas este año, sólo se encuentran en obra la mitad y la mayoría presenta retrasos.

Varias de las preguntas que se hace la nueva administración de Fico Gutiérrez son:

  • ¿Por qué el Distrito no invirtió cada año en el mantenimiento de las sedes?
  • ¿Dónde está la plata?
  • ¿Cómo pudieron dejar deteriorar las instalaciones físicas de centros de salud, colegios y “patear” la responsabilidad del mantenimiento hacia adelante afectando las finanzas del Distrito y privando a la ciudadanía de tener mayores recursos para nuevos colegios y hospitales o incluso desfinanciar programas sociales?

El gobierno de Quintero, dicen los nuevos administradores, hizo como cuando se compra una casa y nunca se le hace mantenimiento, le deja caer el techo y dañar la tubería, para luego, en 4 años decidir hacer un crédito con el fin de arreglarla, pero se da cuenta que sale más caro repararla que comprar una nueva.

LA MENTIRA N°2

“Que, para acabar de ajustar, de este año les vamos a dejar la ciudad con 400 mil millones de superávit que le serán entregados al principio del próximo año debido a que aumentó el recaudo gracias a que la economía de la ciudad va viento en popa. Que las calificadoras de riesgo nos dieron la mejor calificación a una ciudad en Colombia, y que obtuvimos el primer lugar en desempeño fiscal”.

Los fiquistas, advirtieron sobre esa afirmación que la administración de la que hizo parte el excandidato a la Alcaldía “Perra Flaca” o “Caregripa”, no pudieron tomar la deuda del 2023, presupuestada en $221.000 millones de pesos, debido a que no contaron con el permiso del Concejo Distrital, puesto que el presupuesto de este año fue aprobado por decreto al no presentarse de manera oportuna ante la corporación, hecho que jamás se había visto en la ciudad.

El quinterismo, y más aún, Oscar Hurtado el actual encargado y secretario de Hacienda estimaron inicialmente un superávit para la próxima vigencia de $377.000 millones mientras que en el proyecto de presupuesto sólo presentaron $202.000 millones de pesos.

Además, que el 20 de noviembre pasado, la misma saliente Administración solicitó modificar el superávit para reducirlo a $152.000 millones. ¿De dónde saca Quintero que son $400.000 millones de pesos?

LA MENTIRA N°3

“También, que alguien le diga que el próximo año tendrán más de 8 billones de presupuesto (el más alto de la historia)”.

Dicen los quejosos que las obligaciones que se dejaron de cubrir Quintero y sus muchachos nunca se habían visto en la historia pública, política y estatal de la ciudad.

Argumentan que se tienen estimaciones que a la fecha el Metro de la 80 tiene sobrecostos por más de $510.000 millones de pesos tan sólo por ajustes macroeconómicos, recursos que deberán ser aportados por el Distrito.

El déficit en la Secretaría de Salud es de $168.000 millones, en el Hospital General de Medellín es de $200.000 millones, en Metrosalud va en $120.000 millones y el del INDER alcanza los $60.000 millones de pesos.

Además, los quinteristas no cumplieron los aportes al pasivo pensional lo que obliga al Distrito a aportar $200.000 millones para el 2024, además que en los otros tres años siguientes se tendrán que aportar cerca de $800.000 millones de pesos más.

Al descalabro y desadministración causado por Quintero es equivalente a una estafa alta gama. Dicen los nuevos que de las cuentas por pagar a EPM por alumbrado público alcanzan los $130.000 millones y al Metro por el Fondo de Estabilización de la Tarifa, es decir por subsidios alcanza la cuenta llega a los $97.000 millones de pesos.

Entre otros de los programas e instituciones que se encuentran desfinanciados está el de Alimentación Escolar por más de $126.000 millones, Telemedellín afronta una pérdida acumulada de $10.000 millones, mientras la EDU asume pérdidas por más de $2.000 millones.

La Secretaría de Infraestructura Física tiene proyectos desfinanciados por más de $500.000 millones mientras la Secretaría de Movilidad supera los $50.000 millones de pesos en desfinanciamiento.

Metrosalud tiene un déficit de $120.000 millones, el Hospital Concejo de Medellín $60.000 millones y el ISVIMED por $5.000 millones de pesos más.

En palabras de cristiano, musulmán y judío, revelan que sumando a lo anterior hay que tener en cuenta el $3.1 billones de pesos de déficit, sin aún conciliar todas las filiares de EPM, el Parque Arví y FONVALMED, entre otros.

Lo otro que califica el equipo de empalme de Fico Gutiérrez y que es fuera de serie, es la poca competencia e inexperiencia del equipo de empalme de Daniel Quintero, tienen poca experiencia en los cargos por lo que en general no saben, no responden.

Siete de 21 secretarios de despacho que están entregando las Secretarías tienen menos de 6 meses en el cargo, entre ellos, uno pocos días de gestión. Cuatro llevan menos de 12 meses, 8 llevan casi 2 años, uno lleva casi 3 años y sólo uno lleva más de 3 años.

Termina argumentando el equipo del alcalde electo que esta Administración, la de Quintero, contó con más recursos en el cuatrienio, pero no cubrió sus obligaciones, aumentó las cuentas por pagar del Distrito, dejó desfinanciado el 2024 e incrementó las vigencias futuras de manera desproporcionada.

Lea: POR MALTRATAR A EMPLEADOS, CARGOS CONTRA CONGRESISTA BOREAL

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.