“EL ANIMAL DEL BARCO”

“EL ANIMAL DEL BARCO”

La condición humana a veces, es menos humana y revela lo más bajo de su condición. Por ejemplo, la pandemia que reventó la economía demostró eso, cada quien defiende lo propio, los demás valen un balde de mierda, ese discurso lastimero y solidario en pro de los demás, es sólo eso, un discurso.

A raíz de la aceptación por parte de la Fiscalía General de la Nación del “principio de oportunidad” que beneficiarán a un contratista y al representante legal de la Troncal de la Paz, algunos políticos, unos integrantes, otros con injerencia en la Asamblea de Antioquia dieron a entender que empezarán a saltar por la sencilla razón que están percibiendo que el barco del gobernador suspendido Aníbal Gaviria se está empezando a hundir…

Con reacción inmediata dije a uno de ellos que las primeras que se tiran del barco son las ratas. El tipo, tampoco pendejo, se incomodó al punto que preguntó: -¿qué quién era más rata? En el tira y afloje contrapregunté: -¿la Corte ya falló, ya condenó?…

Obviamente al “man” se le bajó la espuma para empezar a justificarse con el argumento que con base en el principio de oportunidad que se le concedió al otrora representante legal del Consorcio Troncal de la Paz, José Ignacio Narváez Mora y contratista Luis Fernando Solarte Viveros, investigados por peculado por apropiación y contrato sin requisitos legales; el proceso de Gaviria se está enredando cada día más, hecho que moverá, tendrá que mover el tablero político:

-“Está perdiendo apoyos, lo están presionando mucho, se está quedando solo y muchos se le van a torcer porque empezamos elecciones”, sostuvo…

Qué se está enredando mucho más el proceso, eso es cierto, el asunto es que el principio de oportunidad comprometió a “dos cantantes” para que además de servir como testigos contra Aníbal Gaviria, le dieran dedo a la exsecretaria de Infraestructura, Margarita María Ángel Bernal y a la exdirectora Territorial del mismo despacho Nadia Maryori Maya Lopera, eso complica…

El análisis que hacen algunos es que el gobernador suspendido Aníbal Gaviria ya tiene detallitos pendientes como la apelación a la primera instancia en la Corte Suprema que le negó la libertad hace un par de semanas, y pensar en la estrategia para intentar dilatar el inicio del juicio lo más que sea posible con el fin de evitar elecciones atípicas en el Departamento.

Los defensores de Gaviria tendrán que ingeniárselas para estirar el proceso hasta el 30 de junio de 2022, es decir, un año larguito para evitar elecciones atípicas, independiente de si lo condenan o no, y así, impedir, que de un sombrillazo vayan a quintar del encargo a Luis Fernando Suárez del gobierno seccional.

La cosa es compleja porque es una competencia entre defensores y el jefe Barbosa, quien según dos pajaritos del ente investigador de Bogotá con quienes me reuní hace un par de días mantiene el proceso contra Gaviria bajo el sobaco.

De ahí lo que decía “el animal del barco”, los dos testigos acordaron entregar a la Fiscalía las evidencias a las diligencias y material probatorio que determinaron la captura y el llamado a juicio al mandatario suspendido, hechos que hacen del panorama gubernamental poco alentador.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

2 thoughts on ““EL ANIMAL DEL BARCO”

Deja un comentario