viernes, abril 12, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

MALAS PAGAS

La Alcaldía de Medellín a través de la Secretaría de Infraestructura Física anda buscando el anticipo por cerca de $3.800’000.000 (tres mil millones de pesos) menos el 5% que le adelantó al Consorcio OBRAS MEDELLÍN para la solución de los problemas estructurales y de fachada que padece desde la creación la Biblioteca España.

La explicación del pleito con los contratistas bogotanos que se encuentra en la Resolución Número 005 del 6 de junio de 2017: “POR MEDIO DEL CUAL SE RESUELVE EL RECURSO DE REPOSICIÓN PRESENTADO CONTRA LA RESOLUCIÓN NÚMERO 03 DEL 4 DE ABRIL DEL 2017 Y SE CIERRA LA ACTUACIÓN ADMINISTRATIVA EN VIRTUD DEL CONTRATO 4600062238 DE 2015”, es bastante clara.

En el documento se revela el manejo indebido e irregular del anticipo por parte de los contratistas que no contaron con la debida supervisión de la empresa de interventoría, razón por la que el actual gobierno inició el proceso para recuperar unos $2.700’000.000 (dos mil setecientos millones de pesos) de esos recursos de los que no hay soporte.

El segundo semestre del 2014, el Concejo de Medellín con una votación de 11 votos a favor y 9 en contra aprobó un acuerdo municipal de vigencias futuras por $11.000’000.000 (once mil millones de pesos) para solucionar el problema que dejó Fajardo y que no solucionó Alonso ni Aníbal.

Lo paradójico es que el consorcio OBRAS MEDELLÍN está integrado por las mismas empresas bogotanas que en su momento integraron el Consorcio CY, encargado de la construcción de los parques bibliotecas de los municipios de Caicedo y Yolombó, proyectos en donde se presentaron incumplimientos por parte de los contratistas.

Algunos de los subcontratistas, revelaron en la Comisión Accidental del Cabildo Municipal que analiza el estado de la Biblioteca España, que el mismo consorcio ha incumplido también obras en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, además, que tienen otros enredos por incumplimientos en la Universidad del Quindío.

Pero hay más, los mismos “rolos”, estrato 40, de la misma línea de comportamiento de los Nule, quienes acaban de ganarse una licitación por $16.000’000.000 (dieciséis mil millones de pesos) para la construcción de la sede principal del Servicio de Enseñanza y Aprendizaje, SENA, en el municipio de Malambo en el Departamento del Atlántico, no han contestado las reclamaciones ni han pagado las deudas a unos 10 subcontratistas que invirtieron en la recuperación de la Biblioteca de Fajardo.

Entre los quejosos se encuentran Julián Echeverri de “En Aseo” a quien el consorcio le adeuda de $160’000.000 (ciento sesenta millones de pesos) por reparación de estructuras metálicas, a Adolfo Vélez SAS $100’000.000 (cien millones de pesos) por alpinismo y trabajo en altura, a Layer Pedro Jaimes $320’000.000 (trescientos veinte millones de pesos), a Raúl Castellanos por manejo de andamios $60’000.000 (sesenta millones de pesos), y a Nulmer Castaño $68’000.000 (sesenta y ocho millones de pesos) por retiro y depósito de escombros.

El colmó es que el consorcio OBRAS MEDELLÍN, le adeuda a Dotaciones SISO la semejante suma de $800.000 (ochocientos mil pesos) por concepto de dotación de uniformes para trabajadores a quienes tampoco les pagaron seguridad social ni la respectiva liquidación…

El coordinador del proyecto de intervención en la Biblioteca España, el ingeniero César Valdés Barcha que trabajó en dicha obra hasta el 31 de diciembre de 2016, confirmó en el Concejo de Medellín toda esta clase de irregularidades. Ver resolución

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.